Perú sugiere que el Vaticano y un grupo de países medien en Venezuela

Un manifestante enarbola la bandera venezolana durante una protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro, el 20 de abril de 2017 en Caracas (AFP | Federico Parra)

El canciller peruano, Ricardo Luna, propuso que el Vaticano y 12 países de la región sean mediadores en la crisis que afecta a Venezuela, en un contexto marcado por la "desesperación" del presidente Nicolás Maduro en militarizar al país, según una entrevista publicada este domingo.

"Sugiero que el Vaticano haga la mediación con los 12 países de la OEA que siguen la crisis en Venezuela", dijo el canciller Luna en declaraciones al diario Perú21.

El jefe de la diplomacia peruana no enumeró los 12 países pero descartó una nueva gestión en solitario del Vaticano porque la que se gestó a través de la (Unión Suramericana de Naciones) Unasur, "no sirvió de nada".

Luna enfatizó que los países de la región preocupados por la situación interna de Venezuela "deben estar activos en el marco de la OEA y también fuera de ésta", y recordó que, hasta el momento, "la OEA es siempre la suma de la voluntad de sus miembros" al explicar el papel que cumple la Organización de Estados Americanos (OEA).

"No nos encasillemos en un organismo que, lamentablemente, tiene mucho de retórica y un liderazgo auténticamente democrático como el de Luis Almagro", dijo Luna al resumir, sin entrar en detalles, el debate que suscita Venezuela en la organización.

Según el canciller peruano, en Venezuela hay una "provocación para militarizar a la sociedad civil por parte de (el presidente Nicolás) Maduro."

"Maduro está al borde de la desesperación. La situación se le ha ido de las manos (...). Nadie duda de que este señor esté fuera de sí. Maduro no busca el diálogo. Por el contrario, está militarizando el conflicto creando fantasmas y usando la violencia", señaló el canciller Luna.

Perú se ha convertido desde el inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski en un crítico de Caracas centrado en promover el respeto a la democracia en Venezuela y la posibilidad de ayuda humanitaria.

Las críticas se producen cuando suman al menos 20 los fallecidos en tres semanas de violentas protestas contra el gobierno de Maduro, que exigen elecciones generales.

Kuczynski es un duro crítico de la gestión de Maduro, lo que le ha valido unos roces con Venezuela que culminaron con el retiro del embajador de Lima en Caracas a fines de marzo.

A lo largo de esta semana Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay se han pronunciado conjuntamente sobre las protestas en Venezuela contra del gobierno de Maduro.