Perú retira al embajador en Venezuela y la OEA condena el "auto golpe de Estado"

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, durante una rueda de prensa en Lima, el 9 de marzo de 2017 (AFP/Archivos | Cris Bouroncle)

Perú resolvió el jueves retirar "de manera definitiva" a su embajador en Venezuela, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia de ese país asumiera las funciones del Parlamento, hecho que consideró un "quebrantamiento del orden democrático".

"Frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno del Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano en un comunicado.

El retiro definitivo del embajador implica un alto nivel de protesta de parte de un gobierno, pero no se trata de una ruptura de relaciones, explicó una fuente diplomática a la AFP.

La embajada sigue abierta en Caracas y queda bajo el mando del encargado de negocios, que dirige la sede desde el 6 de marzo cuando Lima llamó en consultas al embajador, Mario López, en rechazo a las "expresiones insolentes del presidente de Venezuela y de su canciller" sobre el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

"Condeno la ruptura de la democracia en Venezuela. Retiro de manera definitiva a mi embajador en ese país", escribió Kuczynski en su cuenta de la red social Twitter.

"América Latina es democrática. Es inaceptable lo que ocurre en Venezuela", anotó en un tuit poco antes.

La cancillería condenó la decisión del Tribunal Supremo venezolano "de atribuirse las competencias parlamentarias que le corresponden a la Asamblea Nacional, arbitraria medida que violenta el Estado de Derecho y constituye una ruptura del orden constitucional y democrático en la República Bolivariana de Venezuela".

El gobierno peruano considera que la decisión adoptada por el mismo Tribunal, que otorga al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, facultades que corresponden constitucionalmente a otros poderes del Estado, "es un flagrante quebrantamiento del orden democrático en ese país".

La cancillería informó que inició consultas con los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que, "en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela".

El gobierno de Kuczynski ha sido especialmente crítico con la gestión de Maduro y ha realizado varias invocaciones a los países de la región para intervenir en lo que considera una "crisis humanitaria" en Venezuela, que puede ocasionar un éxodo de venezolanos hacia América Latina.

Perú otorga un visado especial a los venezolanos que llegan al país, huyendo de la grave crisis económica que atraviesa Venezuela, reflejada en la escasez de todos tipo de bienes básicos y la inflación más alta del mundo, proyectada en 1.660% para 2017 por el FMI.

-Condena de la OEA-

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció este jueves lo que consideró un "auto golpe de Estado" en Venezuela, tras las decisiones del máximo tribunal de asumir el papel legislativo y remover la inmunidad parlamentaria a los miembros de la Asamblea Nacional (AN).

Estas dos decisiones constituyen "los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia", señaló Almagro en una nota oficial, donde apuntó que "aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado".