Perú renegocia gas y venderá avión en medio de crisis

·4  min de lectura

LIMA (AP) — El presidente peruano Pedro Castillo cumplió el miércoles 100 días de su gestión y anunció que su gobierno empezó la renegociación del mayor yacimiento de gas natural en medio de una nueva crisis política por el cambio sorpresivo de los jefes del Ejército y la Fuerza Aérea.

Castillo realizó el anuncio desde la ciudad sureña de Ayacucho en una actividad pública. El mandatario también prometió que pondrá en venta el avión presidencial, cobrará las deudas privadas más elevadas con el fisco y aumentará en 17 dólares el sueldo mínimo desde diciembre.

Precisó que la renegociación del contrato del mayor yacimiento de gas natural, llamado Camisea, con el consorcio liderado por la argentina Pluspetrol se realizará “dentro del marco legal y constitucional vigente”.

La renegociación gasífera se retrasó más de un mes luego que Castillo cambió a su entonces primer ministro Guido Bellido precisamente el 6 de octubre, el día en que iban a empezar las conversaciones con el consorcio privado que no ha comentado el suceso al momento.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía la capacidad de producción del gas de Camisea es de unos 1.600 millones de pies cúbicos diarios. De esos, 600 se exportan, 600 se destinan al consumo local y 400 tienen que ser reinyectados a los campos por falta de demanda.

Castillo también prometió en su discurso que pondrá a la venta el avión presidencial para usar el dinero en salud y educación. La medida es similar a otras anunciadas en agosto por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y en 2018 durante su campaña electoral por el ahora mandatario de México Andrés Manuel López Obrador. El avión mexicano no ha sido vendido hasta la fecha.

El presidente peruano añadió que su gestión cobrará las más cuantiosas deudas que mantienen con el fisco diversas empresas, varias de ellas con capitales internacionales entre las que figuran mineras, aerolíneas, empresas de telefonía, bancos, cadenas minoristas, entre otras. Castillo indicó que por más de 20 años se han acumulado esas deudas y que otros gobiernos no las han cobrado. Precisó que las 100 más grandes deudoras deben alrededor de 7,4 millones de dólares. “Hemos conformado una comisión de alto nivel para iniciar el proceso de diálogo directo para cobrar estas deudas que “por décadas no han sido canceladas”.

Otra promesa presidencial fue aumentar en 17 dólares el sueldo mínimo que en la actualidad es de 231 dólares y que no se elevaba desde 2018.

El mandatario cumplió 100 días de gestión acumulando diversas crisis políticas. La última surgió a hace poco tras relevar de sus cargos a los entonces jefes del Ejército y de la Fuerza Aérea, a quienes había nombrado en los cargos hace tres meses. El lunes el ahora exjefe del Ejército, José Vizcarra, acusó al mandatario, al ministro de Defensa Walter Ayala y al secretario del presidente Bruno Pacheco, de sugerir el ascenso de un par de oficiales que, según Vizcarra, no merecían ser nombrados generales. Al final, los nombramientos de los militares sugeridos no se produjeron.

No obstante, los efectos de sus declaraciones hicieron eco en la oposición. No es la primera vez que un presidente en Perú intenta influenciar en los ascensos de la élite militar, pero sí es inédito que un exjefe militar realice acusaciones contra un presidente en ejercicio. El exjefe del Ejército dijo el lunes a la radio RPP que nadie le explicó las razones de su pase al retiro y adujo que considera que fue relevado del máximo puesto del Ejército porque no accedió a los pedidos desde el Ejecutivo.

La oposición ha pedido la renuncia del ministro de Defensa, quien dijo el lunes que dejaba su cargo en manos del mandatario. El martes la primera ministra Mirtha Vásquez indicó que las denuncias del exjefe del Ejército eran “graves” y que tomarían decisiones, pero el miércoles el ministro de Defensa cambió de parecer e indicó que no renunciará y que el exjefe del Ejército debe probar sus acusaciones. Vásquez no acompañó a Castillo en su discurso por los 100 días de su mandato.

Castillo, que no ha brindado ninguna entrevista a ningún medio periodístico desde el inicio de su gestión, no ha realizado comentarios sobre las acusaciones emitidas por el exjefe del Ejército.

La presidenta del Congreso, María Alva del partido Acción Popular, resumió su balance de los 100 días del gobierno con una breve frase: “un desastre”, indicó a la prensa.

Castillo criticó a la oposición e indicó en su discurso que “con poca vergüenza un sector me dice que no he hecho nada". Luego añadió "si ellos en 200 años se dedicaron a robarle a nuestro país, si en cinco o diez años no hicieron nada, hoy quieren que un campesino entre al gobierno y le exigen que en 100 días resuelva los problemas del país”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.