En Perú, las protestas se dirigen hacia Lima

AP - Martin Mejia

En Perú, van cinco semanas de gobierno y casi medio centenar de muertos por disparos de las fuerzas de seguridad contra las protestas que exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte y el adelanto de elecciones para este año. El estado de emergencia y la represión no detienen las masivas movilizaciones.

Las protestas que comenzaron en el sur andino, la zona con más pobreza y donde más apoyo tenía el destituido y encarcelado expresidente Pedro Castillo, se han extendido a otras zonas del país, incluyendo Lima.

“La toma de Lima”

Continúan multitudinarias movilizaciones diarias y bloqueos de vías en distintas regiones. El sur está paralizado. En una protesta de origen andino y campesino, desde los Andes se anuncia “la toma de Lima”.

Decenas de miles se han comenzado a movilizar hacia la capital para masificar la protesta en el centro político y económico del país.

El gobierno justifica la cruenta represión y refuerza un discurso que criminaliza las protestas, acusando a manifestantes de extremistas y hasta de terroristas.

71% de rechazo

El Ejecutivo insiste en acusar, sin evidencias, al expresidente boliviano Evo Morales de promover las protestas en el sur del Perú.

De acuerdo a una encuesta, la presidenta Boluarte tiene un respaldo de 19% y una desaprobación de 71%. Alto rechazo que se expresa con fuerza en las calles.


Leer más sobre RFI Español