Perú: protesta frena reparto de oxígeno para enfermos COVID

Associated Press
·2  min de lectura
La gente lleva una pancarta con las fotografías de 28 alcaldes que murieron de COVID-19 durante una marcha exigiendo que el gobierno nacional permita al sector privado y los gobiernos locales comprar vacunas en Lima, Perú, el viernes 12 de marzo de 2021. (AP Foto/Martín Mejía)

LIMA (AP) — Una protesta de transportistas bloqueó el miércoles una vía clave de Perú e impidió el reparto de oxígeno medicinal importado desde Chile para miles de pacientes con coronavirus.

Dos camiones cisterna con 43 toneladas de oxígeno están detenidos en el sur y no han podido avanzar a su destino, dijo el miércoles Alberto Valenzuela, el funcionario encargado del abastecimiento del oxígeno.

“Las empresas chilenas han dado instrucciones de ser muy cautelosos porque esta protesta se ha vuelto violenta. Es riesgoso el tránsito”, agregó a la radio local RPP.

La escasez de oxígeno provocó el alza indiscriminada de su precio y filas de cientos de familiares de enfermos de COVID-19 en los pocos puntos de distribución, en cuyos exteriores algunos durmieron durante días para poder rellenar sus tanques.

A fines de febrero se necesitaban 444 toneladas diarias pero la llegada de oxígeno desde Chile comenzó a equilibrar esa carencia, de acuerdo con las autoridades.

Pero el bloqueo de vías desde el lunes es un nuevo desafío para la distribución del oxígeno.

Los transportistas piden pagar menos impuestos a los combustibles y una rebaja del precio del diésel -que subió de 2,5 a 4 dólares el galón en menos de dos meses-.

La Defensoría del Pueblo alertó que al menos unos 26 centros de salud sólo disponen de oxígeno hasta el jueves.

Por las vías de Perú circulan decenas de vehículos que distribuyen oxígeno a 350 centros médicos que albergan a más de 16.300 pacientes que necesitan este elemento para seguir con vida, de acuerdo con las autoridades.

Desde el inicio de la pandemia 49.330 personas han muerto de coronavirus en Perú y más de 1,4 millones se han infectado, según el Centro de Ciencia e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.