Perú pide no recibir familiares en Navidad y Año Nuevo en medio temor a rebrote de pandemia

·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de vehículos en una calle en Lima

LIMA, 16 dic (Reuters) - El Gobierno de Perú pidió el miércoles que durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo no se reciba a familiares que no viven en casa, en medio de temores de una segunda ola de contagios del coronavirus e incertidumbre por cuándo llegarían las vacunas.

El gabinete del Gobierno del presidente interino Francisco Sagasti anunció en una conferencia de prensa la restricción del uso de vehículos particulares el 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1 de enero, periodos en los que familias enteras se movilizan para compartir las fiestas.

"Las familias que viven juntas pueden estar reunidas, pero no debemos ir a visitar a nuestros otros familiares, amigos o amigas, porque la pandemia continúa", dijo la primera ministra Violeta Bermúdez, en referencia a las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

La funcionaria invocó a las familias a interactuar en esas fechas "de manera creativa" y anunció que el Gobierno decretará además día feriado no laborable "compensable" el 24 de diciembre.

Los casos de coronavirus en Perú sumaban hasta el martes 987.675 y los muertos 36.817, según cifras oficiales, en momentos en que las autoridades de salud advierten de una posible segunda ola de contagios a inicios del próximo año.

El temor de un rebrote ocurre ante dudas por la provisión de vacunas contra el COVID-19, en medio de una carrera global por tener las inoculaciones lo más pronto posible.

Hasta ahora, Perú ha suscrito compromisos con el laboratorio estadounidense Pfizer para comprar 9,9 millones de dosis de su vacuna y otro con Covax Facility, una alianza liderada por la Organización Mundial de la Salud, para adquirir 13,2 millones de dosis, que servirían para inmunizar a unas 11,5 millones de personas en 2021, casi un tercio de la población del país.

Sin embargo, aún no está definido el cronograma de entrega de las vacunas, admitió la ministra de Salud, Pilar Mazzetti.

"Tenemos ocho laboratorios trabajando, algunos avanzan más rápido, otros menos. Una vez que firmemos el contrato hay cláusulas que pueden cambiar. Como ven, es un mundo cambiante y la [llegada de la vacuna] vamos a saber poco a poco", afirmó.

Entre los laboratorios con que se negocia mencionó a la rusa Gamaleya, la británica Astrazeneca, Covaxx, Novax, Johnson & Johnson y la china Sinopharm. Perú anunció más temprano que se levantó la suspensión de los ensayos de la vacuna china tras un evento adverso que afectó a un voluntario.

"Tememos que evitar aquellos viajes innecesarios durante Navidad y Año Nuevo, cuando podemos conectarnos por medios electrónicos. El mejor regalo que le podemos dar a nuestros seres queridos, en estas circunstancias, es cuidarnos, es la salud y la vida", afirmó Sagasti en la misma conferencia.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Javier Leira y Rodrigo Charme)