Perú: Indagan 2 agentes indonesios por tortura transgénero

·4  min de lectura
Una manifestante protesta detrás de una bandera del orgullo gay con el fin de exigir justicia para Rodrigo Ventocilla _un peruano transgénero que falleció en Indonesia_ frente a la Fiscalía, el miércoles 31 de agosto de 2022, en Lima, Perú. (AP Foto/César Campos) (ASSOCIATED PRESS)

LIMA (AP) — La fiscalía peruana inició el jueves una investigación preliminar por presunta tortura contra dos policías de Indonesia y el cónsul peruano en Yakarta tras la muerte de un peruano transgénero detenido en el aeropuerto de la isla turística de Bali donde llegó para celebrar su luna de miel.

El Ministerio Público dijo en un comunicado que también ordenó una necropsia al cadáver de Rodrigo Ventocilla, de 32 años y estudiante de posgrado de la Universidad de Harvard, quien murió el 11 de agosto en un hospital de Bali adonde fue llevado tras estar detenido desde el 6 de agosto.

El cuerpo de Ventocilla partió de Indonesia y llegará a Lima el viernes, según autoridades policiales.

The Associated Press accedió a parte de la investigación fiscal peruana donde se indica que los investigados por presunta tortura son Alfons W.P, Letson S.I.K, así como Julio Tenorio, el cónsul peruano en Indonesia. También quienes resulten responsables.

Antes de viajar a Bali, Ventocilla había contraído matrimonio en Chile con el peruano Sebastián Marallano. La fiscalía también investigará una presunta tortura contra Marallano.

Julio Arbizu, abogado de la familia de Ventocilla, indicó que la investigación fiscal sucede a una denuncia por tortura que la familia presentó a inicios de semana ante la fiscalía de derechos humanos. El cónsul peruano es incluido por no realizar supuestamente sus funciones. Los policías indonesios por presunta autoría directa.

Los actos de tortura son considerados crímenes de derecho internacional y aún cuando la tortura contra un peruano haya ocurrido en otro país, en este caso Indonesia, la jurisdicción peruana puede juzgar este delito. Se aplica el principio de extraterritorialidad, explicó Arbizu.

Más de 150 países han firmado la Convención contra la Tortura de Naciones Unidas y existe una prohibición mundial de la tortura desde 1948 cuando se aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Indonesia ha ratificado la Convención al igual que Perú.

La tercera fiscalía especializada en derechos humanos también ordenó también que se realice el “protocolo de Minnesota” al cadáver de Ventocilla, un modelo de investigación recomendado por Naciones Unidas para muertes ocurridas cuando la persona estaba detenida o bajo custodia de funcionarios. Los familiares del fallecido piden la necropsia en Perú para conocer las verdaderas razones de su muerte.

La investigación fiscal fue declarada compleja con un plazo de ocho meses.

Luzmo Henríquez, representante de la familia del fallecido, dijo el miércoles a The Associated Press que Ventocilla fue detenido en el aeropuerto internacional de Bali por su identidad de género porque su documento de identidad no coincidía con su aspecto. “Eso hizo que fuera un sospechoso para la policía de Indonesia. Fue extorsionado, torturado y ha muerto”, aseguró.

Las autoridades de Indonesia niegan haber cometido cualquier acto de violencia y discriminación.

Stefanus Satake Bayu Setianto, portavoz de la policía de Bali, dijo el lunes que Ventocilla fue detenido por agentes de aduanas la noche del 6 de agosto en el aeropuerto de Bali después de que se le encontrara un pastel que se sospechaba contenía cannabis, con un peso total de 231,65 gramos. Fue entregado a la Dirección de Estupefacientes de la Policía de la isla para que siguiera investigando.

Ventocilla tomó sus medicamentos el 8 de agosto por la noche y fue llevado al hospital a la mañana siguiente. El portavoz policial de Bali dijo que Ventocilla “tenía síntomas de depresión y trajo medicamentos de médicos de su país”. Se le hizo una evaluación de su estado de salud con la ayuda de un intérprete, pero vomitó y tuvo dolores de estómago después de tomar las medicinas, y finalmente fue llevado al hospital, donde murió el 11 de agosto.

La semana pasada activistas por los derechos de las personas LGBT protestaron frente a la cancillería peruana. Se quejaron de que las autoridades peruanas no habían investigado de forma independiente la muerte de Ventocilla y habían acogido la versión de las autoridades de Indonesia sin someterla a cuestionamientos.

El periódico estudiantil The Harvard Crimson indicó que Ventocilla “era un miembro fundador de Diversidades Trans Masculinas, una organización peruana de defensa de los derechos trans”, y estudiaba para terminar una maestría en administración pública en desarrollo internacional.

___

La periodista de The Associated Press Edna Tarigan contribuyó desde Yakarta.