Perú: ministro niega acusación de supuesto pasado terrorista

·3  min de lectura

LIMA (AP) — El ministro de Trabajo de Perú dijo el viernes que no renunciará al cargo y que responderá preguntas de los legisladores tras la difusión de documentos policiales de hace 40 años que aseguran que habría participado en atentados terroristas de Sendero Luminoso.

Iber Maraví, abogado y profesor izquierdista de 60 años, indicó en una rueda de prensa que asistirá a una próxima interpelación en el Parlamento impulsada por legisladores derechistas que buscan su renuncia después que la prensa publicó documentos policiales de 1981 que mencionan al ministro, entonces de 20 años, como integrante del grupo terrorista y prófugo de las autoridades.

“Estoy dispuesto ir al Congreso... para que se demuestre que no tengo ningún caso penal abierto y no tengo tampoco ninguna condena firme a lo largo de mi vida”, dijo Maraví.

Si se produce la renuncia de Maraví sería la segunda en el gabinete de Pedro Castillo, quien inició su gobierno hace poco más de un mes y afronta críticas por la reciente rebaja de la calificación crediticia de Perú por la agencia de calificadora de riesgos Moody's por el polarizado entorno político peruano que en cinco años tuvo cuatro presidentes y dos Congresos que se enfrentaron de forma encarnizada, incluso en medio de la pandemia que ha dejado casi 200.000 muertos.

La primera baja del gabinete ocurrió hace dos semanas cuando el sociólogo Héctor Bejar renunció al cargo de canciller luego de que la oposición criticó sus opiniones sobre el origen del terrorismo en Perú.

La presidenta del Congreso, la legisladora María Alva, dijo que “es insostenible la permanencia” del ministro de Trabajo y el congresista opositor, el almirante retirado Jorge Montoya, indicó que no está descartada su "censura”.

El diario El Comercio y La República publicaron durante la semana documentos policiales que mencionan la supuesta participación de Maraví en atentados ocurridos en Ayacucho, la región donde en 1980 Sendero Luminoso inició su lucha para conquistar el poder provocando explosiones y asesinatos de autoridades civiles y militares con un grado de crueldad mayor que otros grupos armados en América Latina.

El conflicto provocó miles de muertos, sobre todo de campesinos de lengua quechua, en matanzas ejecutadas por terroristas o uniformados. También hubo innumerables abusos de las fuerzas de seguridad que usaron la tortura y el asesinato para obtener declaraciones incriminatorias que llevaron a la cárcel y a la muerte a incontables inocentes.

Sendero Luminoso fue descabezado en 1992 con la captura de su líder, el profesor universitario de filosofía Abimael Guzmán, preso hasta la actualidad en una cárcel militar del Pacífico.

Las acusaciones contra Maraví han provocado fricciones en el gabinete de Castillo. El primer ministro Guido Bellido le pidió la renuncia, pero el ministro indicó que el único que decidirá su permanencia en el gabinete es el presidente Castillo, quien no ha hecho declaraciones sobre el caso.

Castillo, de 51 años, inició su gestión el 28 de julio con la aprobación más baja en comparación con otros presidentes en 20 años. Según la firma Ipsos, el mandatario suma 38% de popularidad. El gobierno de Castillo finalizará en 2026.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.