Perú: Manuel Merino designó un primer ministro conservador

LA NACION
·3  min de lectura

LIMA.- El flamante gobierno peruano, surgido de un juicio político que marcó la destitución del presidente Martín Vizcarra el lunes pasado, reafirmó este miércoles su promesa de ejercer solo de manera interina hasta las elecciones presidenciales de abril próximo.

Ningún país envió hasta el momento sus felicitaciones al nuevo jefe de Estado, Manuel Merino, exlíder del Parlamento e impulsor principal del juicio, y quien tras la jura del cargo organizó su gabinete de gobierno.

Coronavirus: la OPS advierte que los casos siguen creciendo a un ritmo "vertiginoso" en América

El nuevo primer ministro, Antero Flores-Aráoz, dijo que cumplirá "estrictamente" con la realización de las elecciones y buscará "tranquilizar al país", mientras se mantienen las protestas de simpatizantes de Vizcarra.

Flores-Aráoz, de 78 años, es un político conservador de larga trayectoria en el país andino que en 2009 integró un gabinete que renunció tras la muerte de 34 indígenas y policías durante la represión a una protesta.

"Hemos aceptado el reto de asumir la Presidencia del Consejo de Ministros. Hago un llamado a la unidad nacional. Vamos a cumplir con el cronograma electoral, reactivar la economía y darle la tranquilidad a la ciudadanía frente a la pandemia", anunció en su cuenta de Twitter.

La tarea que enfrentará su gabinete se centrará en la "seguridad ciudadana, la pandemia, la economía y las elecciones", enumeró el flamante funcionario.

Poco antes de jurar al cargo, Flores-Araóz sostuvo que el Congreso cumplió con la Constitución al destituir a Vizcarra, aunque sorprendió señalando, a título personal, que él creía que el Paramento debió esperar.

"El Congreso ha cumplido con lo que dice la Constitución, es su facultad, le corresponde al Congreso la vacancia. Yo, personalmente, creía que había que esperar, pero el Congreso decidió otra cosa. Ya es una cuestión de leche derramada, ahora hay que mirar el futuro, salir de estas crisis, que son simultáneas", señaló.

También hizo un llamado a los medios de comunicación para que no "agranden" las protestas en Lima y en otras ciudades en contra de la asunción de Merino.

"Espero que ustedes también ayuden, en el plan de no estar, como si fueran las protestas muchísimo más grandes de las que son, una cosa es informar y otra exacerbar los ánimos, tenemos que tratar de sacar el país adelante, ayúdenos", dijo el funcionario en una entrevista.

Después de tres días de caravana, Evo se reunió con su delfín, el presidente Luis Arce

La designación del abogado Flores-Aráoz, de 78 años, marca el regreso al primer plano de este político identificado con el ala dura del conservadurismo peruano.

En su trayectoria se labró fama de duro por cuestionar los juicios a militares por violaciones a los derechos humanos durante la lucha contra el terrorismo de Sendero Luminoso (1980-2000). Esos juicios llevaron a prisión incluso al líder absoluto de entonces, Alberto Fujimori.

Siendo ministro de Defensa Flores-Aráoz rechazó una donación del gobierno de la canciller alemana Angela Merkel destinada para construir un museo de la memoria sobre los años de terror que vivió Perú.

En julio de 2009, como titular de Defensa integró el gabinete que renunció arrastrado por el escándalo que provocó la violenta represión a una protesta indígena que dejó 34 muertos: 24 policías y diez nativos amazónicos.

Agencias AFP, AP y El Comercio/GDA