Perú expulsa a cuatro extranjeros por pintar grafitis en muro inca

Trabajadores de la construcción cubren restos arqueológicos hallados en Cusco el 29 de octubre de 2014 (AFP/Archivos | Cris Bouroncle)

Perú expulsó este miércoles a cuatro ciudadanos extranjeros, tres uruguayos y una argentina, que pintaron grafitis sobre un histórico muro inca en Cusco, antigua capital del imperio incaico, informó la Superintendencia de Migraciones.

Los cuatro extranjeros fueron llevados por la policía al puesto fronterizo Desaguadero, en el límite con Bolivia, lugar por el cual habían ingresado como turistas al país, donde se les notificó que no podrán volver a Perú por 15 años debido a que realizaron "actividades contra el orden público" al atentar contra una obra que forma parte del patrimonio nacional.

Las autoridades de Migración acusaron a los uruguayos Sereno Borderolle Andrade (31 años), Nicolle Saad Oten (23), Luisina Moreira Pagola (26), y a la argentina Ludmila Nadia Nykolajczuk (27), de pintar los muros del parque Tricentenario del Cusco provocando un negativo "impacto visual en la zona monumental" de la ciudad.

Los extranjeros cumplieron previamente una orden judicial de un juzgado de paz, que les ordenó borrar las pintas que hicieron.

Las autoridades peruanas reforzaron a partir del 1 de marzo de este año las leyes contra quienes atenten contra el patrimonio, que dispone sanciones más severas y diligentes en su aplicación en especial, en el caso de extranjeros. La ley prevé en caso de daño al patrimonio, hasta ocho años de prisión.