Castillo abraza estrecha ventaja sobre Fujimori cerca de conteo final en elección Perú

·4  min de lectura

Por Marco Aquino y Marcelo Rochabrun

LIMA, 8 jun (Reuters) - El socialista Pedro Castillo se aferraba el martes a una ventaja de décimas sobre la derechista Keiko Fujimori en los comicios por la presidencia de Perú, mientras crecía la tensión por papeletas impugnadas y acusaciones de fraude que llevaron a cientos de manifestantes a protestar frente a la oficina electoral.

Castillo, la sorpresa de las elecciones en el país minero, alcanzaba el 50,3% de los sufragios de los comicios realizados el domingo, mientras que Fujimori obtenía el 49,7%, con el 97,8% de los votos contabilizados, según la oficina electoral.

La diferencia ente ambos era de 87.773 votos. Castillo se consolida en el recuento de votos de zonas rurales que impulsaron su candidatura, mientras Fujimori aún esperaba las boletas que llegaban del extranjero, que históricamente apoyan al candidato conservador.

Ambos candidatos permanecían sin hacer declaraciones a la espera del resultado final. Pero cientos de sus simpatizantes se apostaron cerca de la sede de la oficina electoral en el centro de Lima, que lucía enrejado con vallas metálicas y vigilancia policial, reclamando transparencia en el conteo de votos.

"Nos parece demasiado escandaloso la forma en que Keiko ha incrementado los votos (...) eso nos genera a nosotros cierta incertidumbre", dijo Lourdes Morales, una de las manifestantes.

"El Jurado Nacional de Elecciones esta jugando a favor del partido del señor Castillo, está queriendo fraguar las elecciones a favor de ellos", dijo por su lado Fernando Tavera.

TRANSPARENCIA

Castillo, hijo de campesinos, volvió la noche del martes a pedir a sus seguidores vigilar los votos porque según informe interno de su partido sobre "el conteo oficial" ya han ganado las elecciones; y que ha tenido "el saludo y reconocimiento también de algunas embajadas y gobiernos de América Latina".

"Gracias por esa vigilia. También llamo a las autoridades electorales, que por favor por el Perú, por la democracia, por nuestra patria ser respetuosos, no mancillemos la voluntad del pueblo peruano", dijo sobre el balcón de su local partidario.

La denuncia hecha por Fujimori en la víspera de "indicios de fraude" en seis mesas de votación echó un poco de leña al proceso electoral. Previamente, el partido de Castillo también había dicho que fue víctima de intentos de fraude. En ambos casos no hubo mayores pruebas.

"Estamos ante un proceso absolutamente normal, el Perú es de los que tienen los mejores sistemas electorales en América Latina" dijo a Reuters Iván Lanegra, secretario general de la Asociación Civil Transparencia, que vigila el proceso.

El partido por las eliminatorias al Mundial de fútbol entre Perú y Ecuador, en Quito, disipó la atención, pero no el conteo. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que estaban llegando el martes 2.647 actas electorales para el proceso.

Castillo, de 51 años, quien se ha convertido en un paladín de los pobres, planea reescribir la Constitución para reforzar el papel del Estado y quedarse con una mayor parte de los beneficios de las empresas mineras, lo que ha puesto nerviosos a inversionistas y sacudido a los mercados.

SEÑALES

El candidato de izquierda puso paños fríos a los temores el lunes y dijo que respetará la autonomía del Banco Central si gana la presidencia, y destacó que su plan no considera expropiaciones ni confiscaciones de ahorros.

La moneda peruana, el sol se recuperó y subió un 0,33%, luego de haber tocado mínimos históricos; mientras que el referencial de la Bolsa de Lima, que comenzó en azul, perdió un 0,74%, con el revés de algunas acciones mineras.

Fujimori, de 46 años y la hija mayor del expresidente Alberto Fujimori, ha dicho que mantendrá el modelo de libre mercado y la estabilidad económica del segundo productor mundial de cobre, con "mano dura de madre". nL1N2MK03X]

Las tensas elecciones, que se realizan después de que Perú pasara por tres presidentes en una semana el año pasado, ha sacudido sus mercados de divisas y de deuda, mientras que las empresas mineras temen que Castillo pueda dar paso a una mayor intervención estatal en el sector.

"Esto no contribuye a la estabilidad del país, que requiere de tranquilidad", dijo el analista político Luis Benavente.

En una nota, Citi dijo que se espera que la ventaja de Castillo se estreche mientras se cuentan los votos del extranjero, pero Fujimori necesitaría un gran volumen de apoyo para recuperar terreno en el conteo. La impugnación de las papeletas de votación también podrían ser clave, agregó.

Según la ONPE, hay 483 actas impugnadas enviadas al jurado electoral. Cada acta cuenta con entre 200 y 300 electores. En suma, son 1.384 actas, incluyendo las que tienen errores de material, las que serán revisadas por la autoridad.

"Es poco probable que los candidatos cedan hasta que esos votos sean resueltos", afirmó Citi.

Goldman Sachs dijo que la carrera todavía estaba muy cerrada y que se espera que la autoridad electoral demore al menos dos o tres días. Agregó que si Castillo ganaba, las señales clave para los inversionistas serían cómo calmar al país, la dirección de las políticas macroeconómica y las perspectivas de inversión.

(Reporte de Marco Aquino y Marcelo Rochabrun, editado por Gabriela Donoso y Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.