Perú a la carrera para abastecerse ante días santos de total confinamiento

Agencia EFE

Lima, 8 abr (EFE).- Los peruanos se han puesto en carrera contra el tiempo para llenar sus alacenas con lo que les permita sobrevivir las 48 horas de confinamiento total impuesto por el Gobierno, para el Jueves y Viernes Santo, acudiendo a mercados, bodegas y comercio en línea en el estrecho horario permitido.

Después de superar el centenar de fallecidos por el COVID-19, el Gobierno de Martín Vizcarra decidió extender la inmovilización total de los domingos a los dos días festivos de Semana Santa para seguir reduciendo la curva de contagios, que llegó a 2.954 casos en Perú.

Ya los peruanos se estaban acostumbrando a salir desde el viernes pasado por compras de alimentos en forma alternada, los hombres unos días y las mujeres otros, y este miércoles los hombres serán los últimos en poder abastecer sus cocinas, con lista en mano, antes del toque de queda de 48 horas.

Durante esos dos días, no habrá ninguna tienda abierta y nadie podrá salir de su casa salvo emergencia.

ABASTECIDOS CON TONELADAS DE ALIMENTOS

Más de 11.000 toneladas de verduras y frutas llegaron en las últimas horas a los mercados mayoristas para abastecer a Lima, la capital con más de nueve millones de habitantes, e igual cantidad de pescados y mariscos.

Asimismo, más de 2.000 productores se han desplazado a nivel nacional en el mercado "De la Chacra (Campo) a la Olla" para llevar verduras, carnes y frutas a las zonas más alejadas y asegurar su abastecimiento.

Aunque la mayoría de peruanos se ha volcado a los mercados de abastos y supermercados, siempre hay una tienda cerca a la casa que lo salva en el último minuto antes del inicio del toque de queda, que va desde las 18.00 horas hasta las 05.00 del día siguiente.

LA BODEGA DE LA ESQUINA

Alrededor de 500.000 bodegas a nivel nacional, atendidas generalmente por sus propios dueños, forman parte de las preferencias del 80 % de compradores al momento de adquirir productos de primera necesidad.

"Nosotros como bodega lo que queremos es apoyar al vecindario, los niveles de contacto hacia una bodega son más bajos que ir a un supermercado o un mercado de abastos, (porque) existe menos nivel de riesgo y de manipulación de productos", explicó a Efe el presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú, Andrés Choy.

A pesar de las advertencias de las autoridades, "la gente ha ido de manera masiva a los mercados y supermercados para poder abastecerse, pero ha generado mucha tugurización", comentó.

"Eso ha generado muchos problemas a nivel de contacto de las personas incrementando los niveles de riesgo" de contagio del COVID-19, añadió Choy.

BODEGAS PROMUEVEN MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Las bodegas fueron los primeros locales comerciales en que sus vendedores decidieron usar mascarillas de protección y guantes, así como hacer que sus clientes respeten el metro de distancia y hagan colas para ingresar.

"Desde los primeros días de la cuarentena, hemos estado tratando de sensibilizar a la población porque uno de los elementos más importantes para poder tener mayor nivel de protección es ir a una bodega", expresó el dirigente.

No obstante, así como la población está limitada en algunos días y horas para circular, las bodegas tienen que cumplir un horario de atención y de abastecimiento, al igual que los mercados, hasta dos horas antes del inicio del toque de queda.

Choy explicó que le han pedido al Gobierno que las bodegas que atienden en la propia casa de su dueño "puedan tener una ampliación del horario, hasta antes del toque de queda, para que en esas horas puedan tener la oportunidad de vender algo".

"Porque lamentablemente bajo estas condiciones no podemos vender nada y muchas bodegas ya han cerrado porque no tienen productos", afirmó.

DUPLICARÁN VENTAS EN LÍNEA DE ALIMENTOS

Otra modalidad de venta, que iba creciendo 10 % en los últimos cuatro años, son las compras en línea, que estiman un crecimiento de 100 % en este mes solo en productos de primera necesidad, aseo y farmacia.

En la primera semana de la cuarentena, los peruanos adquirieron alimentos y productos de aseo por 10 millones de soles (2,8 millones de dólares) en el canal en línea, según un reporte de la firma Niubiz.

"Se estima que en 2019 las transacciones online fueron alrededor de 2.800 millones de dólares, eso nos ubica como la sexta economía digital en Latinoamérica", dijo a Efe el líder del área de Tecnologías de la Información y Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Lima, Jaime Montenegro.

"Esta es una coyuntura que no se la esperaba nadie, pero las cosas ocurren a partir de este punto", indicó el experto.

COMPRA EN LÍNEA PARA EVITAR LA CALLE

En plena emergencia sanitaria, "la gente no puede salir de casa, tiene muchas limitaciones para salir, además de la propia voluntad de un importante sector de la población para no salir de casa, y así reducir los riesgos de contagio, llevan a la gente a buscar alternativas para adquirir sus productos", señaló.

Ante este panorama, Montenegro remarcó que "el comercio electrónico surge como una herramienta adecuada no solo para comprar, sino como una muy potente herramienta para atenuar la crisis" por la pandemia.

(c) Agencia EFE