Perú suma 3.740 casos y 305 fallecidos por la covid-19

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lima, 16 abr (EFE).- Perú sumó en las últimas 24 horas 3.740 nuevos casos y 305 fallecidos por la covid-19, lo que elevó a 1.689.051 el total de infectados y a 56.454 los decesos por la pandemia en el país sudamericano.

Los datos oficiales del Ministerio de Salud (Minsa) también reportaron otros 8.529 recuperados, lo que incrementó a 1.610.563 el total de personas que fueron dadas de alta en un centro médico o cumplieron con su período de cuarentena domiciliaria.

De esa manera, en Perú hay actualmente 22.034 casos activos de la enfermedad, de los cuales 14.976 están hospitalizados y 2.591 de estos es unidades de cuidados intensivos (UCI).

Las autoridades sanitarias añadieron que hasta el momento ya son 690.829 las personas que han recibido cuando menos una dosis de las vacunas de Sinopharm y Pfizer que se aplican en el país al personal sanitario, militares, policías y bomberos, así como a adultos mayores de 80 años.

PRIORIDAD PARA EL GOBIERNO

Al respecto, la primera ministra de Perú, Violeta Bermúdez, aseguró a Efe que una de las prioridades del gobierno de transición que preside Francisco Sagasti será "vacunar al mayor número de personas" antes de concluir sus funciones, el próximo 28 de julio.

Bermúdez reiteró que el gobierno ya ha contratado más de 48,7 millones de dosis de vacunas, que llegarán al país durante este año y permitirán vacunar a "toda la población mayor de 18 años".

La primera ministra admitió que a pesar del millón de dosis que se recibió de la farmacéutica china Sinopharm y los lotes semanales que entrega el laboratorio Pfizer, al que se ha comprado 20 millones de dosis, el número de vacunas disponibles en el país "es todavía limitado".

NUEVO PLAN DE VACUNACIÓN

Precisamente, este viernes comenzó a aplicarse una nueva estrategia de vacunación "territorial" que se plantea inmunizar hasta antes del fin del actual gobierno a la mayor cantidad de los 4,3 millones de adultos mayores que hay en el país.

La nueva estrategia comenzó en Lima en once centros de vacunación masiva, en un proceso que, según dijo el presidente Sagasti, será "complejo y sin precedentes en la historia de la vacunación peruana".

Precisamente, uno de los problemas más notorios se produjo en el distrito de San Juan de Lurigancho, el más poblado de Lima con 1,2 millones de habitantes, donde unos 300 adultos mayores no fueron vacunados por una descoordinación de los encargados.

Al respecto, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, afirmó en la emisora RPP que esta fue "una situación que no debió presentarse de ninguna manera" y la consideró "una negligencia" del equipo encargado de la programación y coordinación del proceso.

(c) Agencia EFE