PepsiCo usa un viejo truco para mejorar sus finanzas y a quien afecta es a ti

·5  min de lectura
La demanda mundial de bebidas de PepsiCo ha aumentando y también los precios. La imagen muestra la venta de bebidas de PepsiCo en un mercado chino en la provincia de Hubei. (Liu Junfeng / Costfoto/Future Publishing vía Getty Images)
La demanda mundial de bebidas de PepsiCo ha aumentando y también los precios. La imagen muestra la venta de bebidas de PepsiCo en un mercado chino en la provincia de Hubei. (Liu Junfeng / Costfoto/Future Publishing vía Getty Images)

PepsiCo tiene claro que no cargará solo con el peso de la inflación. Para ello la multinacional de bebidas y alimentos ha aumentado los precios y seguirá reduciendo el tamaño de sus productos para mitigar el impacto del aumento de sus costos de producción.

Su estrategia de gestión de costos está diseñada para subsistir en un panorama eminentemente inflacionario. Y en la flexibilidad está la clave. En algunos productos, como las gaseosas, la respuesta ha sido aumentar los precios y en otros, como los snacks, reducir el tamaño de sus empaques.

Las ventas en el segundo trimestre aumentaron un 5,2% hasta los 20.230 millones de dólares, por encima de los pronósticos de unos 19.500 millones de dólares.

Pepsi reportó ingresos netos en el segundo trimestre de 1.430 millones de dólares, o 1,03 dólares por acción, inferior a los 2.360 millones, o 1,70 dólares por acción, del año anterior. La reducción de los márgenes de ganancias se debió al alza de los precios y de los costos de transporte.

La nota positiva es que las ventas de Cheetos y Doritos aumentaron un 14%, mientras que el volumen de ventas de sus productos Quaker (que incluyen arroz, pasta, avena y galletas) creció un 18%.

La demanda por sus productos no ha mermado pero los obstáculos tampoco han cesado. La invasión de Rusia a Ucrania le ha costado unos 1.170 millones de dólares, tras la decisión de detener los negocios en territorio ruso, excepto algunos productos esenciales como la fórmula para bebés.

“Estamos complacidos con nuestros resultados del segundo trimestre ya que nuestro impulso comercial continuó a pesar de la actual volatilidad macroeconómica y geopolítica y los niveles más altos de inflación en nuestros mercados”, dijo el presidente y director general, Ramón Laguarta.

Ayuda al ambiente en México

PepsiCo también publicó recientemente su informe de ESG (Criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza, según sus siglas en inglés). El documento destaca cómo la compañía utiliza sus marcas, el talento de sus colaboradores, y su alcance global para impulsar acciones positivas para el planeta y las personas.

En México, la multinacional ha apoyado programas como Agrovita, que implementa prácticas de agricultura regenerativa en 12 mil hectáreas en los estados de Tabasco, Chiapas y Campeche.

Otro proyecto impulsado por PepsiCo es Bee Project, que crea jardines florales para ayudar a la protección y reproducción de las abejas.

PepsiCo México ha reducido en un 52% de las emisiones de CO2 en sus plantas desde el 2015, a través del uso de energía solar, recuperadores de calor, aislamiento térmico y monitoreo de procesos eficientes en tiempo real.

Desde esa fecha, la empresa también ha disminuido el 60% del consumo de agua en sus plantas.

De vuelta a la reduflación

Los esfuerzos de la directiva de PepsiCo están dirigidos a asegurar la salud financiera de su empresa. También ha fortalecido los lazos con las comunidades al apoyar proyectos que ayudan a conservar el ambiente y la calidad de vida de los habitantes donde la empresa tiene sus plantas operadoras. Desde el punto de vista gerencial hacen lo correcto.

Pero desde la mirada del consumidor, la casa matriz de la Pepsi, las patatas fritas Lays, Gatorade, Doritos, Cheetos y Sunbites está aplicando una estrategia de reduflación, en la que reducen el tamaño de sus productos mientras mantienen el precio por unidad.

Es una manera sutil de aumentar el precio de un producto sin que se note de manera explícita en el precio marcado en la etiqueta. Los expertos señalan que el consumidor se ve obligado a consumir menos cantidad, con productos de mejor calidad y menor valor nutricional.

La prensa internacional ha publicado desde hace unos meses a la reduflación de Pepsi con la marca Doritos, al quitar 5 nachos de cada paquete, equivalentes a unos 25 gramos, mientras mantenía el precio por unidad.

La reduflación es una estrategia comercial que aparece junto a las crisis. Algunos aseguran que surgió antes de la gran crisis económica estadounidense de los años 70, mientras que otros piensan que surgió décadas antes para mantener las empresas a flote tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Y hasta los británicos conocieron la reduflación durante la recesión del primer gobierno de Margaret Thatcher, a comienzos de la década de 1980. Business Insider aseguró que American Airlines ahorró 40.000 dólares al año, al suprimir una aceituna en las ensaladas que durante sus vuelos.

La legislación española exige que los productos deben tener marcado su precio de venta, pero también el vendedor tiene que mostrar el precio por unidad de medida. Así el consumidor no solo conocerá cuando le cuesta una bolsa de patatas fritas, sino que también cuál es el precio por kilo.

Las autoridades sugieren a los consumidores que ejerzan una posición activa y tener una conciencia más directa del peso del producto que consumen para compararlo con productos similares.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España considera que pagar lo mismo por menos es en realidad una subida enmascarada de precios (PVP). Indican que la reduflación es contraria a la transparencia porque los consumidores compran "engañados" pues no disponen de una información clara sobre la subida de precio. Y además, infringe las normas de la libre competencia.

Por ahora, PepsiCo no ha sido incluida de las empresas denunciadas por la OCU ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por alteraciones en el peso de productos por reduflación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Coca-Cola vs Pepsi: 100 años de rivalidad

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.