Así son los pepinillos y cebolletas para niños con sabor a cola apadrinados por Martín Berasategui

·3  min de lectura

Hay veces que la inspiración llega cuando menos te lo esperas. A José Manuel Pelegrín, CEO de Agrucapers, una empresa de Murcia dedicada a la producción de encurtidos (cebolletas, pepinillos, alcaparras, etc.) con más de medio siglo de vida, se le encendió la bombilla en pleno cumpleaños de sus hijos. "Me di cuenta de que estaban comiendo ganchitos sabor 'tex-mex', patatas fritas sabor jamón... y pensé en elaborar una línea de aperitivos saludables pero con sabores que pudieran resultar atractivos para ellos".

Los encurtidos sabor golosina. Foto: Agrucapers
Los encurtidos sabor golosina. Foto: Agrucapers

Así nació la llamada línea de sabores 'kids' de Agrucapers con sabor a golosinas y que incluye pepinillos sabor a fresa y sabor a plátano, y cebollitas sabor cola y sabor a piña, manteniendo todos ellos los valores nutricionales de la dieta mediterránea. "Lo que conseguimos así es matar la acidez y la sal habitual de los encurtidos. Todos los saborizantes empleados son totalmente naturales y están hechos por Muñoz Gálvez, una empresa de esencias también de Murcia!, cuenta Pelegrín. Todo queda en casa, por tanto.

En el proyecto también ha participado el chef vasco Martín Berasategui, que posee el mayor número de estrellas Michelin del mundo -12-, y que es colaborador de la empresa murciana desde 2018. "La verdad es que hemos hecho el proyecto en colaboración con él, que fue sugiriéndonos los sabores que debíamos introducir. Cada vez que probaba alguno que funcionaba, alucinaba", comenta Pelegrín.

Agrucapers comenzó a trabajar en esta línea de encurtidos poco corrientes hace una década. "El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CEDETI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ofrece subvenciones para proyectos innovadores. La idea era innovar sobre un elemento que siempre ha estado en la dieta mediterránea y que aporta muchos beneficios para la salud como antioxidantes, probióticos, prebióticos...", enumera Pelegrín.

Martín Berasategui ha colaborado con Agrucapers en la elaboración de estos encurtidos. Foto: Agrucapers
Martín Berasategui ha colaborado con Agrucapers en la elaboración de estos encurtidos. Foto: Agrucapers

El proyecto se presentó en noviembre de 2019 y tuvo muy buena acogida. "Luego, claro, llegó la pandemia que hizo que hubiera que centrarse en determinadas cosas. Por eso hemos relanzado estos encurtidos para niños ahora, dos años y medio después". La otra parte de este "invento" es Martín Berasategui que explica que se siente "como pez en el agua" innovando en colaboración con Agrucapers y buscando "nuevos productos".

"Lo que más me alucina es el momento en el que te metes uno de estos pepinillos o cebollitas en la boca. En ese momento esperas ese sabor salado y ácido y te sorprende la fresa o el plátano. Además de para comerlos solos, estamos explorando junto con Martín todas las posibilidades que tienen en el terreno de los postres o en el mundo de la coctelería. Hay un filón aquí", señala Pelegrín.

Pero, ¿están realmente tan conseguidos como parece? Hemos probado los cuatro sabores y, efectivamente, se produce una sensación rara. Uno espera ese sabor tradicional a encurtido y se encuentra algo completamente diferente. Resulta casi como comerse una gominola. Esto hace que, evidentemente, no sean los más indicados para acompañar una cerveza, Con un vermut, que al final es un vino con un toque más dulce, podrían funcionar mejor aunque no hay duda de que el paladar infantil va a ser el que los aprecie más...

Pero Agrucapers no solo mira a los niños a la hora de proponer productos innovadores. "También tenemos una línea para 'millennials' basada en esa idea de atreverse a probar cosas muy diferentes. En este sentido, hemos lanzando ajos encurtidos con sabor a jamón, cebollitas con sabor a queso, alcaparrones con sabor limón y pepinillos que saben a piel de naranja. Están funcionando estupendamente en Estados Unidos y algunos de ellos incluso están siendo empleados por los barman para hacer sus combinados". Así se las gastan en Agrucapers, una empresa que propone encurtidos para niños, pero también para esos mismo niños cuando crezcan, proponiéndoles 'challenges' en torno a sabores. Muy a tono con los tiempos que corren.

VÍDEO | Josep Roca: más cocina de mercado y menos supermercado

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.