Peor calamidad en ocho años mata a 920 personas en Afganistán

·3  min de lectura

(Bloomberg) -- Al menos 920 personas han muerto y cientos más han resultado heridas después de que un poderoso terremoto sacudiera el sureste de Afganistán durante la noche, desencadenando una nueva crisis humanitaria en un país que ya enfrenta una economía en ruinas y hambre.

La provincia oriental de Paktika fue la más afectada, dijo Sharafuddin Muslim, viceministro de Estado para la Gestión de Desastres, y agregó que al menos 600 personas también resultaron heridas y que el número de muertos podría subir. Helicópteros y equipos de rescate han sido enviados a las áreas afectadas, agregó.

También se reportaron víctimas y daños en las provincias cercanas de Khost y Nangahar que limitan con Pakistán, dijo el portavoz talibán Bilal Karimi. El terremoto fue la peor calamidad que golpea a la nación desde que un deslizamiento de tierra en 2014 mató a 2.000 personas en la provincia nororiental de Badakhshan.

Karimi instó a las agencias de ayuda internacional a ayudar a rescatar a los que siguen atrapados entre los escombros y las casas en ruinas después del temblor de magnitud 5,9 que se produjo alrededor de las 2:30 a.m. del miércoles.

La economía de Afganistán ya está en crisis después de que la ayuda internacional, que suponía alrededor del 40% de su producto interior bruto, se perdiera desde que los talibanes tomaron el país tras la retirada de las tropas estadounidenses en agosto pasado. Estados Unidos también tomó medidas para bloquear el acceso del banco central a unos US$9.000 millones en reservas en el extranjero.

Más de 24 millones de personas ahora necesitan asistencia humanitaria en la nación, frente a los 18,4 millones del año pasado, dijo el Inspector General Especial de EE.UU. para la Reconstrucción de Afganistán en un reporte el mes pasado. Más del 70% de las familias afganas no tienen suficiente dinero para comprar alimentos y otros artículos esenciales, agregó el estudio.

El país, que ya atraviesa su peor sequía en tres décadas, también se ha visto muy afectado por el reciente aumento de los precios de los alimentos, impulsado por la guerra en Ucrania. Las Naciones Unidas advirtieron que más de la mitad de los 40 millones de habitantes del país enfrentan hambre aguda y que un millón de niños podrían morir de hambre.

El primer ministro interino, el mulá Mohammad Hassan, celebró una reunión de gabinete de emergencia el miércoles y reservó 100 millones de afganis (US$1,1 millones) para ayudar a las víctimas, dijo Muslim, y agregó que las familias de los muertos recibirían 100.000 afganis (US$1.116) cada una y los heridos recibirían 50.000 afganis cada uno.

El líder espiritual de los talibanes Haibatullah Akhundzada ha pedido a todos los funcionarios gubernamentales interesados y ciudadanos comunes que se apresuren a las áreas afectadas por el terremoto para ayudar con los esfuerzos de rescate y socorro, dijo Karimi en un comunicado enviado a través de Whatsapp.

Las áreas afectadas son algunas de las más pobres del país con casas sencillas de barro y ladrillo y la mayoría de la gente se gana la vida en pequeñas granjas o criando ganado.

El epicentro del terremoto se ubicó a unos 46 kilómetros de la ciudad de Khost, cerca de la frontera con Pakistán, a una profundidad de 10 kilómetros, dijo el Servicio Geológico de EE.UU.

Nota Original:

Worst Calamity in Eight Years Kills 920 People in Afghanistan

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.