"Peor momento". Argentina supera las 60.000 muertes por COVID-19 en medio de la segunda ola

Juan Bustamante
·2  min de lectura
Gente mayor con tapabocas aguarda para recibir una vacuna contra el coronavirus (COVID-19) en Buenos Aires. Argentina

Por Juan Bustamante

BUENOS AIRES, 21 abr (Reuters) - Argentina atraviesa su "peor momento" de la pandemia de COVID-19, dijo la ministra de Salud el miércoles, cuando las muertes por el virus superaron las 60.000, en medio de una fuerte segunda ola que ha obligado al país a volver a imponer algunas medidas restrictivas.

Carla Vizzotti afirmó que el sistema de salud del país sudamericano está en riesgo, especialmente en el Área Metropolitana alrededor de la ciudad de Buenos Aires, lo que forzó al gobierno a restringir la movilidad y suspender actividades en espacios interiores.

"Argentina está viviendo el peor momento de la pandemia", dijo la ministra en una conferencia de prensa diaria y señaló que el país está sufriendo un importante aumento en la circulación de nuevas cepas y que el virus se está expandiendo en la capital y sus alrededores.

"Está creciendo de manera exponencial en la gran mayoría del país", afirmó.

Argentina, que está implementando un programa de vacunación principalmente con la vacuna rusa Sputnik V, registró más de 2,76 millones de casos de COVID-19 y alcanzó nuevos récords diarios de infecciones en las últimas semanas.

En las últimas 24 horas fallecieron 291 personas, lo que elevó el total de muertes a 60.083, reportó el Ministerio de Salud.

El Laboratorio Richmond confirmó el martes la producción local de un lote de prueba de Sputnik V, en vista de un programa de fabricación a gran escala para más adelante este año.

Vizzoti agregó que éstas son "grandes noticias", aunque se necesita cautela para los controles de calidad y aclaró que los tiempos dependerán de cómo se den los procesos.

Carlos Camera, un argentino experto en infectología, dijo que hay posibilidades de que el sistema de salud colapse y que esto motivó las restricciones que llevaron a protestas en medio de un frágil resurgimiento económico.

"Lo que no estaba tan planeado (previsto), por así decirlo, es el volumen con el cual viene esta segunda ola y sobre todo la velocidad", dijo Camera, que añadió que esto podría significar miles de muertes más.

El resurgimiento de la pandemia se da en momentos en que el país atraviesa una recesión económica con alta inflación, que golpea a los bolsillos de los trabajadores.

Carolina Cáceres, una enfermera del Hospital Tornú en Buenos Aires, protestaba el miércoles junto a otros trabajadores de la salud para demandar un aumento salarial que compense la suba de precios en el país.

"En esta segunda ola de contagios, las enfermeras estamos lidiando con toda la presión de sostener el sistema público de salud en esta pandemia, sin salarios y sin reconocimiento. En el día de hoy una enfermera está cobrando por debajo de la canasta de pobreza incluso. Es una aberración."

(Reporte de Juan Bustamante; escrito por Adam Jourdan; traducido por Agustín Geist; Editado por Walter Bianchi y Eliana Raszewski)