Pentágono dice tener capacidad frente a amenazas pese a escasez de inventario

Washington, 24 ene (EFE).- El Pentágono aseguró este martes que tiene capacidad para responder a las amenazas que se puedan plantear en el mundo, pese a la publicación de un informe que indica que los recursos actuales de los que dispone EE.UU. no serían suficientes para afrontar una guerra.

El portavoz del Departamento de Defensa, general de brigada Pat Ryder, dijo en una rueda de prensa que el Pentágono no va a hacer nada que pueda afectar su nivel de preparación o la capacidad de responder a los requisitos de seguridad nacional.

De esta manera respondía a preguntas de periodistas sobre un informe del Centro para Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS) publicado el lunes donde se indicaba que la base industrial de defensa de EE.UU. no está lista para afrontar una guerra hipotética con China por Taiwán.

El documento precisa que EE.UU se quedaría en menos de una semana sin municiones suficientes de largo alcance y de precisión y que el motivo sería la asistencia militar que Washington está enviando a Ucrania para defenderse de la invasión rusa, que ha mermado el inventario del Pentágono.

Ryder hizo hincapié en que al tiempo que EE.UU. está ayudando a Ucrania, se ha asegurado de que está preparado para afrontar otras amenazas.

"Hay conversaciones en marcha y activas como parte del proceso para garantizar que tenemos lo que necesitamos y que podemos continuar reabasteciendo nuestro inventario", dijo.

Explicó que la Estrategia de Defensa Nacional "deja muy claro" que China sigue siendo un reto creciente para EE.UU. y que en base a eso se elaboran los presupuestos militares y se diseña la doctrina castrense del país.

"Estoy confiado en que independiente de la situación que haya en el mundo, como hemos hecho por largo tiempo, que las fuerzas armadas de EE.UU. serán capaces de estar listas para respaldar los requerimientos que nos soliciten", resaltó.

El diario The New York Times informó este martes de que el Pentágono está inmerso en una carrera para aumentar su producción de cohetes de artillería el 500% en los próximos dos años, lo que está impulsando los niveles de fabricación de municiones convenciones a unos niveles no vistos desde la Guerra de Corea (1950-1953).

El diario, que cita un informe del Ejército de EE.UU., apunta que este proyecto formaría parte del "esfuerzo de modernización más agresivo en casi 40 años".

Esta inversión para producir artillería se produce en un momento en que EE.UU. está enviando a Ucrania grandes cantidades de material de ese tipo, en concreto de cañones Howitzer de 155 milímetros, que disparan proyectiles no guiados.

(c) Agencia EFE