El Pentágono aumenta drásticamente su estimación de ojivas nucleares de China en próxima década

·2  min de lectura
Imagen de archivo de las banderas de Estados Unidos y China ondeando cerca de el Bund, antes de la reunión de la delegación comercial estadounidense con sus homólogos chinos para conversaciones en Shanghái

Por Idrees Ali y Phil Stewart

WASHINGTON, 3 nov (Reuters) - El Pentágono aumentó drásticamente el miércoles su estimación del arsenal de armas nucleares proyectado de China en los próximos años, diciendo que Pekín podría tener 700 ojivas para 2027 y posiblemente 1.000 para 2030.

Si bien las cifras serían significativamente menores que las actuales reservas nucleares de Estados Unidos, representan un cambio significativo en la proyección de Washington desde el año pasado, cuando el Pentágono advirtió que el arsenal chino superaría las 400 ojivas para fines de la década.

Washington ha pedido repetidamente a China que se sume al nuevo tratado de control de armas que acordó con Rusia.

"Durante la próxima década, la República Popular China tiene como objetivo modernizar, diversificar y expandir sus fuerzas nucleares", dijo el informe, que añadió que el gigante asiático había comenzado a construir al menos tres campos de silos de misiles balísticos intercontinentales.

"El potencial de China para aumentar su arsenal a estos niveles subraya la urgente necesidad de conversaciones pragmáticas bilaterales o multilaterales para reducir los riesgos nucleares", dijo Daryl Kimball, director ejecutivo de la Asociación de Control de Armas.

China dice que su arsenal es eclipsado por los de Estados Unidos y Rusia, y que está lista para el diálogo, pero solo si Washington reduce su arsenal nuclear al nivel de Pekín.

Estados Unidos tiene un arsenal de 3.750 ojivas nucleares, de las cuales 1.389 fueron desplegadas al 1 de septiembre.

El informe del Pentágono agregó una sección sobre las armas biológicas de China, pero no analizó los orígenes del COVID-19.

Ha habido un mayor enfoque en las capacidades químicas y biológicas de China después de que el COVID-19 se identificó por primera vez en la ciudad de Wuhan a fines de 2019.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos dijeron la semana pasada que es posible que nunca puedan identificar los orígenes de la pandemia, al publicar una versión detallada de su revisión sobre si el coronavirus provino de una transmisión de animales a humanos o se filtró de un laboratorio.

China ha negado sistemáticamente las acusaciones de que el virus se filtró desde un laboratorio especializado en Wuhan.

(Reporte de Idrees Ali y Phil Stewart. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.