Pensilvania: sospechoso de violación en tren pudo haber sido deportado en 2018, pero se le dio otra oportunidad

·3  min de lectura

El hombre acusado de violar a una mujer en un tren de Pensilvania fue considerado previamente para la deportación por las autoridades de inmigración tras quedarse más tiempo con su visa de estudiante.

La policía de Filadelfia arrestó a Fiston Ngoy, de 35 años, el miércoles pasado después de que una mujer fuera agredida sexualmente frente a varios pasajeros en un tren de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pensilvania (Septa) en la línea Market-Frankford.

El sospechoso, que incluyó un refugio para personas sin hogar como su última residencia en los registros oficiales, había llegado a Estados Unidos legalmente en 2012 después de obtener una visa de estudiante, según un informe.

Sin embargo, después de abandonar los estudios, la visa del hombre congoleño fue cancelada en 2015.

Anteriormente estuvo detenido por múltiples arrestos y dos condenas por delitos menores, incluido un cargo de abuso sexual y por posesión de sustancias controladas, según muestran los registros judiciales.

El hombre de 35 años también se declaró culpable de un delito de abuso sexual en 2017 en Washington, DC , lo que resultó en una sentencia de prisión de 120 días y nueve meses adicionales de libertad condicional.

Después de esto, fue enviado a un centro de detención de inmigrantes en enero de 2018, pero no fue deportado después de que un juez de inmigración ordenó un aviso de "suspensión de deportación" en marzo de 2019. Esto se produjo después de que la Junta de Apelaciones de Inmigración señaló que el delito sexual cometido por él no fue un "delito grave" que lo hace inelegible para permanecer en Estados Unidos.

La semana pasada, los funcionarios de Septa informaron que un hombre tuvo que ser apartado de una mujer a la que estaba acosando y agrediendo durante 40 minutos, después de que un empleado de ferrocarriles llamara al 911 para denunciar el ataque alrededor de las 23:00 horas. Desde entonces, las autoridades han dicho que varios otros pasajeros en el tren que presenciaron la agresión sexual levantaron sus teléfonos para filmar la violación y no intervinieron, ni directamente ni llamando al 911.

La mujer y su atacante habían subido al tren en la misma parada, luego de lo cual él trató de iniciar una conversación con ella, detallaron las autoridades. El hombre procedió a manosear, acosar y finalmente violar a la mujer en un ataque sostenido que duró al menos 24 paradas de tren.

El ataque ha sido grabado en las cámaras de vigilancia de Septa, señalaron las autoridades.

Los agentes de policía intervinieron tres minutos después de la primera llamada al 911 para informar del incidente, realizada por un empleado de Septa, y detuvieron al sospechoso antes de que el tren llegara a su última parada.

Thomas J. Nestel III, jefe del departamento de policía de tránsito de Septa, dio una conferencia de prensa esta semana en la que describió la inacción de los pasajeros durante el ataque: "lo que queremos es que todos estén enojados y disgustados y que estén decididos a hacer que el sistema sea más seguro".

Ngoy ha sido acusado de violación y agresión y permanece detenido con una fianza de 180 mil dólares. Está previsto que comparezca ante el tribunal el lunes 25 de octubre.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Periodista colombiana, conmovida por "histórica" condena al Estado por su secuestro y violación

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.