"La pensión no espera"

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 19 (EL UNIVERSAL).- Acudir a una oficina del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para tramitar una jubilación, en tiempos de emergencia sanitaria, se ha convertido en un viacrucis.

Y es que en la Oficina Regional Norte, del ISSSTE, que se ubica sobre Paseo de la Reforma en la Ciudad de México, las personas ya no pueden entrar a la oficina, de manera directa, y hay que amontonarse afuera.

"Normalmente nos dejan pasar arriba [primer piso], pero ahora dicen que no, qué hay esperar acá afuera y salen a llamarnos", comentó Pablo Pérez Sánchez.

Este hombre acompañó a su madre, que realiza los trámites para lograr la pensión. Todo esto, indicó, se hace por medio de cita, pero al llegar a la oficina, hoy, con la pandemia del Covid-19, es necesario esperar afuera.

Y sí, a las afueras de la oficina, la gente está aglomerada, a la espera de que la trabajadora o trabajador del ISSSTE salga por el que corresponde. Hasta el primer piso solamente ingresa el interesado o interesada, nadie más.

Para Pablo y su madre, el trámite no puede esperar porque se trata de agilizar el asunto porque a la brevedad se tenga la pensión. Y es una vez que la han autorizado, aseguraron, el dinero tarda hasta 3 o 4 meses en caer.

Así que en esta Delegación Regional del ISSSTE, las precauciones se toman al interior de la oficina. Afuera, amontónense.