Pensé que íbamos a morir aquí: usuaria, tras accidente en Metro

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- María Luisa López no pudo hacer más que encomendarse a Dios mientras el vagón en el que viajaba se llenaba de humo. "Yo la verdad pensé, pues ya nos morimos aquí porque no sabíamos si se iba a prender o algo" recordó.

Fue una hora de estrés continuo, donde otros pasajeros intentaban bajarse del tren a toda costa, varios rezaban ante la importancia y otro intentaban calmar la situación, ayudando a los heridos.

"Me desesperé mucho. Y más porque oyes a la gente gritar y no sabes que va a pasar. Si no te moriste por el impacto, por la gente que sale corriendo y que se acelera".

Ella afirma que personal del Metro le indicó a los afectados que no se bajaran del vagón ante el riesgo de ser electrocutado por las vías.

Tras la situación de estrés, a María le comenzó a doler la espalda al punto de dejarla inmovilizada. Fue trasladada al hospital Magdalena de las Salinas en ambulancia junto con otro de los lesionados quien, tras el impacto, sus pies quedaron "deshechos" describe ella.

El joven clamaba que los pies le quemaban. "De por sí una ya va estresada y luego ve a los demás que están peor que tú, es algo difícil" comentó María.

Por más de tres horas fue atendida por personal del Instituto Mexicano del Seguro Social antes de ser dada de alta bajo el diagnóstico de lumbalgia.

Únicamente se le recetó paracetamol para el dolor. "Yo creo que hay mucha tecnología como para que siga pasando esto, yo sé que no es la primera vez. Hoy nos tocó a nosotros y espero que pongan un poco más de atención en el metro y en sus conductores para que no pase esto" opinó María Luisa.