La pena unió a Yuri con Paola Durante

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- Desde que se convirtió en cristiana, la vida de Yuri ha cambiado y ahora es ella a quien le toca ayudar a más mujeres que están atravesando por momentos oscuros, como en el caso de Paola Durante.

Paola estuvo en prisión por el caso Paco Stanley y tocó fondo de distintas formas: haciéndose cirugías y convirtiéndose en una "barbie", metiéndose en relaciones conflictivas o peligrosas y muchas cosas más que hasta la hicieron pensar en el suicidio, cosa que Yuri también pasó.

"Yo tuve momentos de suicidio igual que ella, por supuesto, pero Dios llegó a mi vida, en ese mismo momento escuché una voz que decía 'no lo hagas', porque la gente piensa que cuando se suicida va al cielo y no señor, no somos quién, claro que lo intenté, en mi serie allí les voy a contar, será para el año 2020", dijo la cantante veracruzana, pero no quiso dar detalles ni de los guiones ni de quién será la protagonista de dicha serie.

Yuri acompañó a Paola Durante en la presentación de su libro "No es color de rosa", en donde cuenta todos los episodios amargos por los que atravesó, incluyendo la muerte de su madre, que fue el golpe más fuerte y el que la llevó a pensar que no valía la pena seguir viviendo.

Fueron Yuri y otra amiga las que acercaron a Paola a Dios.

En el libro, agregó, también tocará temas como toda la situación con Paco Stanley, que la llevó a prisión cuando aún era muy joven.

"Voy a tocar todo sobre Paco Stanley, y el ombudsman que llevó el caso y que ayudó a mi liberación me contó la historia que muchos no sabemos".

Por otro lado, Yuri se dijo feliz de poder hacer este tipo de apoyos, no importa que esté tres horas en el teléfono acompañando a alguien que lo necesita.

"Al principio yo fui muy vituperada por ser cristiana, yo le preguntaba ‘ay señor qué onda aquí’, ahora ya no porque hay un montón de locos igual que yo, ya después cuando vi a tantas y tantos compañeros que salen adelante, que se caen que se levantan, allí es cuando yo digo que valió la pena".