Península de Yucatán somete a consulta proyecto de Tren Maya

CHRISTOPHER SHERMAN

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Los habitantes de 84 municipios de la Península de Yucatán, en México, someterán a un referendo este fin de semana el ambicioso proyecto Tren Maya del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De antemano en proceso por un año, el futuro del proyecto está en manos de la gente que se vería más afectada, afirmó López Obrador el viernes.

No obstante, los detractores dudan que las comunidades de la región cuenten con toda la información necesaria para tomar una decisión y señalan que el proyecto representa posibles afectaciones al medio ambiente y podría generar la especulación de tierras.

El Tren Maya recorrería 1.525 kilómetros (950 millas) por la península y conectaría las playas de arenas blancas de los sitios turísticos de la Riviera Maya con sitios arqueológicos en el interior y la ciudad colonial de Mérida.

El gobierno señala que la meta del proyecto es “el desarrollo integral del sureste de México y la Península de Yucatán”.

La consulta pública del domingo será acompañada de dos días de reuniones regionales con grupos indígenas. Las leyes mexicanas y los tratados internacionales requieren la consulta es esas comunidades.

Sin embargo, López Obrador describió el referendo como una manera de eliminar los intentos de los detractores de postergar o frenar el proyecto. El gobierno desea concluir el proyecto del Tren Maya antes que concluya el presente sexenio en 2024.

López Obrador usó anteriormente una consulta pública para suspender las obras en un nuevo aeropuerto de la capital del país que fue parcialmente construido por su predecesor.

“No queremos que los conservadores tengan pretexto o excusas para detenernos una obra que nos va a llevar cuatro años de construcción y una inversión de 120.000 a 150.000 millones de pesos”, sostuvo el presidente, que tiene planeada una visita a la región para el fin de semana.

Pero existen dudas sobre cuánta información tienen los habitantes de la región para tomar una decisión. La Secretaría de Turismo ha trabajado muy activamente para difundir su mensaje promocional, pero otros resaltan las dificultades para recibir información objetiva.

Sergio Prieto Díaz, investigador del Colegio de la Frontera Sur, dijo estar a la espera los resultados de la consulta a fin de saber si se trata de un proceso real o sólo una simulación para dar legitimidad al plan del gobierno.

“Hay gente a favor y en contra. El problema es que ni unos ni otros cuentan con información objetiva, completa o confiable, y esto detona procesos de especulación y conflicto de consecuencias imprevisibles”, aseveró Prieto.