Pelosi promete trabajar rápido en paquete de infraestructura

HOPE YEN
·2  min de lectura
El presidente Joe Biden habla sobre el Plan de Rescate Estadounidense, un paquete de asistencia contra el coronavirus, el viernes 12 de marzo de 2021, en Washington. (AP Foto/Alex Brandon)

WASHINGTON (AP) — La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, prometió el domingo que el Congreso trabajará aceleradamente en un paquete de infraestructura y empleo que será “fiscalmente sano", pero dijo que no está segura de si el proyecto, el próximo de gran importancia en la agenda del presidente Joe Biden, atraerá apoyo republicano.

Luego de una importante victoria legislativa con el paquete de ayuda contra el coronavirus por 1,9 billones de dólares que fue aprobado prácticamente según las líneas partidistas, los demócratas enfrentan duras batallas futuras en cuanto a obtener respaldo del Partido Republicano para los planes del gobierno.

Las leyes para la construcción de caminos y puentes tienen un largo historial de apoyo bipartidista, ya que los legisladores intentan llevar proyectos a los distritos que votaron por ellos. Pero los republicanos no están de acuerdo con el enfoque ambientalista de Biden ni con la posibilidad de financiar cualquier programa con deuda después de que el gobierno se endeudó fuertemente para atender las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

“Construir caminos y puentes y sistemas de abastecimiento de agua y todo lo demás siempre ha sido bipartidista, excepto cuando se oponen a ello con un presidente demócrata, tal como lo hicieron con el presidente Obama, y tuvimos que reducir el paquete”, declaró Pelosi.

“Pero, de todas formas, con suerte tendremos bipartidismo”, añadió.

Pelosi ha girado instrucciones a importantes legisladores demócratas para comenzar a trabajar con los republicanos en un “paquete de infraestructura grande, audaz y transformativo".

Durante su campaña presidencial, Biden estableció las bases al proponer inversiones “aceleradas” por 2 billones de dólares para hacer la transición a energías más limpias, construir medio millón de estaciones de carga para vehículos eléctricos, dar apoyos al transporte público y reparar caminos y puentes. El plan enfatiza la importancia de crear empleos sindicalizados y atender el cambio climático.

Originalmente la Casa Blanca tenía planeado presentar un plan en febrero, pero a últimas fechas no se ha comprometido en un plazo. La puesta en marcha posiblemente se retrase hasta abril, pues en las próximas semanas el gobierno se embarcará en una labor a nivel nacional para persuadir a la población sobre los beneficios del paquete de asistencia por el COVID-19.

El senador demócrata Tom Carper, presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Obras Públicas del Senado, y el representante demócrata Peter DeFazio, presidente de la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes, están esperanzados en que se apruebe una propuesta en sus paneles en mayo.

El paquete podría incluir cambios de políticas — en cuestión de energías verdes e inmigración — e incluso intentar que algunos de los beneficios por COVID recién aprobados, como las exenciones fiscales por hijos, sean permanentes.

“Va a ser verde y va a ser grande”, dijo DeFazio a The Associated Press.