Pelosi enfatiza la necesidad de que haya acuerdo sobre el Protocolo irlandés

·2  min de lectura

Londres, 17 sep (EFE).- La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, remarcó este viernes la importancia de que el Reino Unido y la Unión Europea (UE) alcancen un acuerdo para resolver los problemas que plantea la aplicación del Protocolo de Irlanda del Norte.

Pelosi abordó varias cuestiones de interés, como el cambio climático o el controvertido mecanismo irlandés, durante una charla sobre el estado de la democracia norteamericana con Robin Niblett, director y consejero delgado del Real Instituto de Asuntos Exteriores, más conocido como Chatham House.

Sobre la crisis climática, la política estadounidense remarcó que los desafíos que plantea esa problemática global suponen "una prioridad para (el presidente estadounidense) Joe Biden y, al igual que la sanidad, los empleos y la seguridad, (el cambio climático) es una responsabilidad para las generaciones futuras".

"Tenemos que dejar este planeta de la mejor forma posible (...) y por eso todo el mundo está trabajando muchísimo para hacer que la COP26 (que se celebrará en Glasgow en noviembre) sea un éxito", dijo.

Pelosi, que ayer se reunió con el primer ministro británico, Boris Johnson, fue preguntada por la complejidad que rodea actualmente al Protocolo irlandés y recordó que su país se comprometió hace dos años durante una visita a Irlanda a "respetar la votación de los ciudadanos británicos (en el referendo europeo) y si su decisión es seguir adelante con el Brexit, que así sea".

"Queremos que sea lo que sea que ocurra con las negociaciones con la Unión Europea (UE) que se comprenda la importancia del Acuerdo de Viernes Santo en las fronteras libres y abiertas entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda", remarcó.

Admitió también que se "alegra" de que "se haya concedido más tiempo para desarrollar esas conversaciones porque se tiene que alcanzar un acuerdo, tiene que haber un acuerdo".

Biden, que desde que accedió a la Casa Blanca se ha mostrado orgulloso de sus raíces irlandesas, ha instado a Londres y Bruselas a encontrar una solución al problema de los controles y a proteger las condiciones de los Acuerdos de Paz de 1998, firmados tras un proceso en el que Estados Unidos desempeñó un papel crucial.

Pelosi advirtió el año pasado de que el Reino Unido tendría dificultades para lograr un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos si rompe el protocolo para Irlanda del Norte pactado con la Unión Europea (UE) como parte del acuerdo del Brexit.

Por ahora, Londres ha rehusado aplicar los controles aduaneros en la región que se comprometió a llevar a cabo y los ha pospuesto "sine die" al considerar que crearían demasiadas fricciones en su mercado interno.

En virtud de lo pactado con la UE, los controles deben hacerse en los puertos norirlandeses para evitar levantar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, a fin de no perjudicar el proceso de paz en la provincia británica.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.