España corre peligro ante una posible llegada de los liberales en Alemania

·5  min de lectura

Las elecciones federales alemanas de este 26 de septiembre –los primeros comicios con algo de incertidumbre y emoción desde hace más de una década, como destacan los analistas– han dejado unos resultados muy fragmentados, con el Partido Socialdemócrata (SPD) como vencedor por la mínima, con el 25,7% de los votos, que se ha impuesto a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Armin Laschet, sucesor de Angela Merkel en el partido y que ha obtenido el 24,1% de apoyo. 

Pero, entre las posibles combinaciones para formar gobierno en el nuevo escenario político alemán, el partido de los liberales (FDP) puede ser decisivo y su entrada en el Ejecutivo, especialmente en el Ministerio de Finanzas germano, podría poner en peligro el avance de la integración europea, sobre todo en materia fiscal, después del importante paso hacia delante que ha supuesto la aprobación de los fondos del Next Generation EU.

Christian Lindner, líder de los liberales, analiza el resultado de los comicios. (Photo by TOBIAS SCHWARZ/AFP via Getty Images)
Christian Lindner, líder de los liberales, analiza el resultado de los comicios. (Photo by TOBIAS SCHWARZ/AFP via Getty Images)

El líder del SPD, Olaf Scholz, y actual ministro de Finanzas en el Ejecutivo saliente de Merkel, ya ha dicho que no quiere que se repita la gran coalición (CDU y SPD) y ha querido arrojar luz en el largo camino que tienen ahora los alemanes para negociar las posibles alianzas para formar Gobierno.

“Los votantes han hablado con claridad”, ha dicho. “Han reforzado a los tres partidos y por lo tanto tenemos un mandato muy claro para que entre los tres construyamos el próximo Gobierno”. 

Scholz señala directamente al partido de Los Verdes y al de los liberales (FDP): el primero es la opción favorita de los jóvenes y ha conquistado el 14,6% de los votos (una subida de más de 5 puntos porcentuales frente a las anteriores elecciones), mientras que los liberales del FPD también han mejorado sus resultados, aunque de manera más modesta, con un 11,5% de la confianza, frente al 10,7% de los anteriores comicios.

Estos meses se ha hablado mucho de las diferentes coaliciones posibles: la gran coalición, ‘Jamaica’, ‘Kenia’, o ‘semáforo’. Entre ellas, la combinación favorita para el hombre encargado de formar gobierno, por tanto, es la popularmente llamada semáforo, por sus colores: el rojo de SPD, el amarillo de los liberales y el verde de Los Verdes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD), que ha perdido apoyo, no está contemplada en ninguna coalición y, en principio, también es muy difícil que la izquierda de Die Linke, que también ha perdido votos, acabe formando parte del Ejecutivo. 

El ‘semáforo’ se perfila como ganador y la entrada del FPD al Gobierno de la primera potencia europea abre una preocupación en el sur de Europa: su tendencia al euroescepticismo y su rigidez con las reglas fiscales pueden acabar teniendo nefastas consecuencias en los países más endeudados, como España.

A pesar de que quedan meses de negociaciones por delante, el FPD ha defendido en campaña la ‘coalición Jamaica’ como primera opción porque tiene muchos más puntos en común con la CDU, especialmente en política económica y fiscal, posiblemente el mayor escollo para formar el ‘semáforo’ en el Gobierno federal germano. 

Desde la crisis del euro, en los primeros años de la década pasada, la Unión Europea se ha dividido entre los países del Norte y los del Sur, los acreedores y los deudores, los frugales como Holanda y aquellos con abultadas deudas como Grecia, Italia o España. En este debate, FPD, y los partidos conservadores en Alemania, hacen campaña a favor de la austeridad y la ortodoxia fiscal.

Y, aunque ahora las reglas fiscales europeas están suspendidas por la crisis del coronavirus, se espera una revisión de las mismas en el seno de la Unión Europea el próximo año. 

Durante la crisis del coronavirus las reglas fiscales europeas han estado suspendidas. (Photo by JOHN THYS/POOL/AFP via Getty Images)
Durante la crisis del coronavirus las reglas fiscales europeas han estado suspendidas. (Photo by JOHN THYS/POOL/AFP via Getty Images)

Los países del Sur ya han ganado una batalla con la aprobación del Fondo de Recuperación –financiado con deuda común emitida directamente por la Comisión Europea, un paso adelante en la integración fiscal– pero no la guerra, y si el FPD se hace con la cartera de Finanzas es posible que dificulte la posibilidad de avanzar en la integración europea.

España ha multiplicado por cuatro su deuda pública en poco más de una década. En 2007 era tan solo del 35% del PIB, pero tras el golpe de la doble crisis financiera y del euro, así como de la reciente recesión por el coronavirus, la deuda pública actual se sitúa por encima del 125% del PIB, por detrás, eso sí, de Grecia, Italia, Portugal y Chipre. 

De momento, y mientras dure el programa del BCE de compra de emergencia frente a la pandemia, PEPP, y su programa de compra de activos, APP, el Tesoro de estos países no tendrá problemas de financiación pero, a medio plazo, esto podría cambiar.

Por ello, muchos expertos explican que la integración fiscal es fundamental para acabar con una unión monetaria disfuncional, un paso que partidos como el FPD no parecen estar dispuestos a dar. Así, en una situación de tensión o incertidumbre en los mercados se pondría en situación de especial vulnerabilidad a países como España, con cuentas públicas menos saneadas.

Por su parte, el candidato de la CDU, Armin Laschet, también podría liderar un gobierno. En ese caso la combinación más probable sería la ‘coalición Jamaica’, en la que los liberales también tendrían la llave de gobierno, así que la posibilidad de que la formación liderada por Lindner entre en el nuevo Ejecutivo alemán es alta.

EN VÍDEO I El agobio de las inundaciones de Alemania en primera persona

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.