Una pelea voto a voto en Córdoba por la banca que deja un peronista en el Senado

·3  min de lectura
Juan Schiaretti llega a votar en Cordoba en el Instituto Villada
Prensa Schiaretti

CÓRDOBA.- Las miradas en Córdoba están en las PASO de Juntos por el Cambio, porque la competencia entre dos de las cuatro listas impacta en la pelea nacional por el liderazgo de la alianza. El Frente de Todos tendrá un termómetro respecto de si mantiene la banca de senador que hoy tiene Carlos Caserio o -como muestran las encuestas- pasa a manos de Hacemos por Córdoba, el peronismo local liderado por el gobernador Juan Schiaretti.

El expresidente Mauricio Macri apoyó a la dupla de Mario Negri y Gustavo Santos en Juntos por el Cambio, mientras que Horacio Rodríguez Larreta prefirió mantenerse al margen. Patricia Bullrich y Martín Lousteau apostaron a Luis Juez y Rodrigo de Loredo.

PASO 2021: arrancó el reparto de más de 100.000 urnas y kits sanitarios en todo el país

Los sondeos previos muestran escasas diferencias entre las dos boletas. Aunque en ambos lados aseguran que desde mañana todos trabajarán juntos de cara a noviembre, admiten que quedaron heridas y las adjudican a las idas y vueltas de los apoyos de Macri . Comenzó avalando a Juez y terminó en la otra vereda.

Con todo, se descuenta que Juntos por el Cambio ratificará su liderazgo en noviembre en el distrito electoral más adverso al kirchnerismo. En las presidenciales de 2015 le dio el triunfo a Macri, quien en 2019 también ganó por 30 puntos. Más allá de esa cuenta, en esta instancia se juega una interna importante no sólo para la alianza sino también para la dirigencia cordobesa de la UCR.

El radical Mario Negri, con el apoyo de Mauricio Macri, enfrenta una dura interna con Luis Juez en Juntos por el Cambio
El radical Mario Negri, con el apoyo de Mauricio Macri, enfrenta una dura interna con Luis Juez en Juntos por el Cambio


El radical Mario Negri, con el apoyo de Mauricio Macri, enfrenta una dura interna con Luis Juez en Juntos por el Cambio

Caserio y Martín Gill, los líderes de las boletas para senadores y diputados del Frente de Todos, tuvieron como eje de campaña la insistencia en que el presidente Alberto Fernández dio vuelta la página de enfrentamiento con Córdoba e hizo más aportes a la jurisdicción que Macri.

Por su puesto, la pelea es mano a mano con el peronismo schiarettista, por el que fue elegido, en su momento, Caserio. “Durante los cuatro años del gobierno de Macri nadie defendió a Córdoba”, repitió Gill en varias oportunidades, en referencia al eslogan de “ellas”, las candidatas de Hacemos por Córdoba.

“Este gobierno nacional ha puesto nuevamente a Córdoba en el lugar que se merece, como segunda provincia de la Argentina” , ratificó Gill, quien mantuvo su cargo de secretario de Obras Públicas de la Nación aunque Fernández había anunciado que todos los funcionarios que fueran candidatos debían dejar sus puestos.

En campaña, Caserio apostó a la figura del exgobernador José Manuel de la Sota, cuya hija Natalia es candidata a diputada por el peronismo local. “Si José Manuel estuviera con nosotros estaría en este acto, porque él era un candidato a presidente progresista y peronista, no un candidato de la derecha argentina”, dijo el senador que va por su reelección. Y fue más a fondo acusando a Schiaretti -con quien está enfrentando desde hace dos años- de “solo querer sacarle votos al peronismo” Aseguró que De la Sota los había convocado y les “dejó muy claro que la unión era con Cristina y todos los peronistas”.

La relación con Cristina Kirchner

La figura de la vicepresidenta en esta provincia lleva años de mediciones negativas. En el cierre de la campaña del Frente de Todos, envió “cariños” a los cordobeses en un video y el Presidente aseguró tener “la tranquilidad de haber cumplido con Córdoba. La provincia no quedó postergada”.

Schiaretti, quien se puso al hombro la campaña y acompañó siempre a De la Sota y Alejandra Vigo, optó por no responder a su exaliado Gill, quien también fue elegido por última vez intendente en Villa María por el peronismo cordobés.

“No está convencido el que grita más fuerte o pone más cara de malo. Eso no soluciona los problemas que tiene la gran masa de la sociedad que queda en el medio de esta grieta y esta herida que nos quiere imponer”, enfatizó. El objetivo es convertirse en la lista más votada, argumento que utilizarán en las próximas semanas en la carrera hacia noviembre aun cuando la confrontación por partidos los deje en el segundo lugar, detrás de Juntos por Cambio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.