La pelea por las clases: Horacio Rodríguez Larreta está dispuesto a negociar un esquema de virtualidad para el secundario

Matías Moreno
·3  min de lectura
El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta mantiene diálogos con la provincia de Buenos Aires y la Nación para consensuar las nuevas restricciones
Tomás Cuesta

Si bien repite que la educación presencial es una “prioridad”, Horacio Rodríguez Larreta podría negociar con la Casa Rosada y la provincia de Buenos Aires un esquema de virtualidad durante dos semanas para alumnos del secundario.

La medida está bajo análisis y no abarcaría a todos los niveles del secundario, aseguran fuentes porteñas. En Parque Patricios aclaran que no cambiaron de “criterio”: pese a la presión del Gobierno y de Axel Kicillof, en la Ciudad se mantienen firmes en que la escolaridad presencialidad no generó nuevos contagios de coronavirus ni provocó un aumento de la circulación o del uso del transporte público. Pero, luego de que Larreta acercara posiciones con el presidente Alberto Fernández para consensuar las nuevas restricciones sanitarias, en la Ciudad contemplan la posibilidad de que la educación pueda “contribuir” a disminuir la circulación de personas.

Restricciones por el coronavirus: la Ciudad y la provincia de Buenos Aires debaten las nuevas medidas antes de la reunión con la Nación

Mientras la Corte Suprema se prepara para fallar sobre la constitucionalidad del DNU de Fernández que dispuso la suspensión de las clases presenciales, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, conversará esta tarde con sus pares de la Ciudad, Felipe Miguel, y de la provincia, Carlos Bianco, para consensuar las nuevas restricciones.

En el gobierno de Kicillof pretenden mantener la virtualidad de las clases. “Es probable que no coincidamos en las medidas con la provincia, pero el objetivo va a ser el mismo”, apuntan desde Uspallata.

Como el nivel inicial y el primario no impactan en la movilidad, explican fuentes porteñas, el Ejecutivo de la Ciudad pondrá la mira en el secundario. “Los chicos de los últimos años suelen tener más independencia para moverse”, señalan.

En el gobierno porteño vieron en la idea de la “presencialidad administrada” que impulsó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, un gesto de acercamiento del Gobierno. “La educación presencial es una prioridad para nosotros. Pero si caen bombas, te tenés que proteger”, graficó una fuente oficial.

Nuevas medidas

Tras la reunión con el Presidente y otros once gobernadores, Rodríguez Larreta examina con su equipo “nuevas medidas” para disminuir la circulación y las aglomeraciones en la Capital, para bajar los casos.

“Vamos a reforzar las restricciones que ya están vigentes y vamos a tomar nuevas medidas que colaboren para bajar la circulación, minimizando el impacto sobre el trabajo”, anticipan desde la cúpula del gobierno porteño.

Durante el encuentro, el jefe de gobierno reconoció que la Ciudad atraviesa una “meseta muy alta” de casos de Covid-19, con un promedio de 2700 nuevos contagios diarios. “No es sostenible en el tiempo”, señaló el acalde porteño, quien está dispuesto a reforzar los controles y tomar medidas para atenuar la suba de casos.

Distancia y ventilación cruzada, con el foco puesto en los protocolos dan clases en el colegio porteño Islands International School
Distancia y ventilación cruzada, con el foco puesto en los protocolos dan clases en el colegio porteño Islands International School


Distancia y ventilación cruzada, con el foco puesto en los protocolos dan clases en el colegio porteño Islands International School

“Son horas de sintonía fina. Coincidimos con el gobierno nacional en el enfoque de lo que tenemos que hacer las próximas dos semanas”, resalta uno de los colaboradores de Larreta. Su gobierno acordó ayer con el Ejecutivo nacional el cierre de “accesos secundarios” a la Capital, como algunas bajadas desde la avenida General Paz.

Restricciones por el coronavirus en la Ciudad: las nuevas medidas que estudia el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta

Una de las alternativas que estudian para evitar las aglomeraciones de clientes en lugares cerrados es que los comercios -no esenciales- solo puedan atender de la puerta para afuera. “Vamos a reforzar los controles y a hacer cumplir los protocolos sanitarios”, anticipan.

También analizan una medida “general” para reducir la cantidad de personas que se movilizan en la Ciudad para llegar a sus trabajos. Por eso, habría nuevos permisos para transporte público y cerrarían algunas estaciones del subterráneo.