Pekín dice que fue "moderado" en mar de China Meridional pero que "defenderá sus derechos"

Pekín, 7 mar (EFE).- Pekín pidió hoy diálogo en el mar de China Meridional y aseguró que fue "moderado" en la gestión de las últimas disputas marítimas en un momento de tensión con Filipinas por la soberanía de territorios en dichas aguas estratégicas.

"Pekín ha ejercido un alto grado de moderación a la hora de abordar estas disputas", afirmó hoy Wang en una rueda de prensa en el marco de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) que se celebra esta semana en la capital china.

Según el diplomático, las disputas se deben "gestionar adecuadamente" a través del diálogo y la consulta, y apuntó que "China y los países de la ASEAN (Asociación de Países del Sudeste Asiático) deben mantener la paz".

"Al mismo tiempo, los países de fuera de la región no deben inmiscuirse o crear problemas en el mar de China Meridional", dijo Wang en velada referencia a Estados Unidos.

"Pero tengan claro que China tomará medidas justificadas para defender sus derechos conforme a la ley, y responderá a cualquier provocación injustificada en el mar de China Meridional con contramedidas rápidas y legítimas", aseveró.

El pasado martes, Filipinas y China se acusaron mutuamente de una nueva colisión entre barcos guardacostas de ambos países en un área disputada del mar de China Meridional, que acumula varios incidentes entre barcos de ambos países en los últimos meses.

Desde la llegada el pasado año a la presidencia de Ferdinand Marcos Jr., Filipinas, que durante la presidencia de Rodrigo Duterte (2016-2022) se acercó a China, ha dado un giro de timón buscando reforzar su histórica alianza de seguridad con Estados Unidos, en especial ante el aumento del acoso por parte de buques chinos.

En 2023, Manila y Washington acordaron el acceso de las tropas norteamericanas a cuatro bases del país, tres de ellas ubicadas en el norte del archipiélago.

China y Filipinas mantienen un conflicto por la soberanía de varias islas y atolones en el mar de China Meridional, que Pekín reclama casi en su totalidad por "razones históricas", disputándose territorios también con Malasia, Vietnam, Taiwán y Brunéi.

Estas aguas son una zona estratégica por la que circula un tercio del comercio mundial y que alberga importantes recursos pesqueros y energéticos.

(c) Agencia EFE