Pekín aisla diez edificios y áreas de la ciudad para controlar los rebrotes

Agencia EFE
·3  min de lectura

Shanghái (China), 29 dic (EFE).- Las autoridades sanitarias de Pekín anunciaron hoy que se han confinado y aislado diez pequeñas áreas de la capital para controlar y prevenir la expansión de los esporádicos rebrotes que se han registrado en la ciudad durante la últimas semanas.

La mayoría de las zonas se encuentran en el distrito de Shunyi, donde se detectaron el lunes siete nuevos casos confirmados de covid, todos ellos contactos cercanos de los dos primeros contagios en esa parte de la capital el pasado viernes.

En una rueda de prensa, los responsables sanitarios informaron de que una nueva zona de la capital, Nanfaxin --cerca del aeropuerto internacional de Pekín y también en el distrito de Shunyi-- se agrega a las tres áreas de la capital que habían pasado de ser consideradas de "riesgo bajo" a "riesgo medio".

En total, seis pueblos, tres edificios y una zona industrial han sido aislados del exterior para evitar la propagación del virus, según Zhi Xianwei, vicealcalde del distrito de Shunyi.

Desde el pasado 18 de diciembre, Pekín ha contabilizado 16 contagios y tres casos asintomáticos, que China no considera como confirmados.

La mayoría se han detectado en el distrito de Shunyi pero la capital registró también otros dos casos el 18 de diciembre en el conocido como distrito del arte 798, en el norte de la ciudad, que llevaron a aislar un hotel y algunos complejos residenciales.

Esos casos fueron los primeros registrados en la capital china después de varios meses sin ningún nuevo contagio a nivel local.

Posteriormente, se detectó otro el pasado jueves en un empleado de hostelería en el céntrico distrito de Xicheng, donde se encuentra Zhongnanhai, la sede del Gobierno chino, y que ha llevado a hacer pruebas de covid a todos los trabajadores de restaurantes y de la cadena de frío de esa zona, con cerca de 1 millón y medio de habitantes.

Pekín sí ha detectado varios casos en viajeros llegados del exterior desde el comienzo de la pandemia, 47 de ellos procedentes de España, país que ocupa el segundo lugar tras el Reino Unido, con 57, entre las naciones del mundo desde las que han viajado a la capital china más personas infectadas.

El Gobierno de Pekín ha instado a las empresas a no organizar viajes de negocios fuera de la capital y recomendado igualmente a los ciudadanos no salir de la ciudad durante las festividades del Año Nuevo lunar, así como a escuelas y compañías escalonar su período de vacaciones.

Asimismo, se suspenderán grandes eventos y reuniones como manifestaciones deportivas o culturales.

Los cines, las librerías, los museos y los lugares de entretenimiento deberán operar al 75 por ciento de capacidad, según los responsables municipales, que instaron a ferrocarriles, líneas aéreas, aeropuertos y estaciones a implementar estrictamente medidas de desinfección y controles de temperatura.

El Gobierno chino concede una especial importancia a la protección de Pekín, que ha sido objeto, desde el comienzo de la covid en China, hace ya más de un año, de estrictas medidas de control y prevención de la enfermedad.

(c) Agencia EFE