A Pedro Sánchez se le acumulan los problemas: el Ministerio de Migraciones hace aguas en el peor momento

·3  min de lectura
El Ministerio de Migraciones espera una oleada de pateras en las próximas semanas. EFE
El Ministerio de Migraciones espera una oleada de pateras en las próximas semanas. EFE

Si le preguntan a cualquier ministro, la mayoría de ellos contestará que nunca es un buen momento para perder a un subalterno. Especialmente si se trata de nada menos que un secretario de Estado. Ahora bien, el pastel con el que se va a encontrar encima de la mesa el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya es de otro nivel.

Con la crisis de refugiados de Ucrania agravándose sin ningún horizonte cercano para la resolución del conflicto, y con Madrid y Washington analizando la propuesta del presidente norteamericano, Joe Biden, de reasentar en España a un número "modesto" de refugiados del continente americano, el Gobierno empieza a hacer números ante la llegada de pateras a costas españolas que, generalmente, se intensifica en los meses de verano. Pero en ese grupo de trabajo va a faltar una persona. Y no cualquiera. El coordinador del operativo.

Tal y como ha adelantado Eldiario.es, el hasta ahora secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, va a abandonar de manera inminente el puesto. La noticia ha pillado al Ministerio de Seguridad Social, Migraciones e Inclusión con el pie cambiado y ninguno de sus portavoces se ha pronunciado al respecto. Especialmente porque la explicación del movimiento tiene un trasfondo incómodo: "La falta de entendimiento con el ministro desde hace tiempo".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Y todo ello, insistimos, en el peor momento posible. En apenas dos meses, España ha concedido 75.000 protecciones temporales a desplazados por la guerra en Ucrania. Una cifra que casi duplica al de todas las personas que solicitaron asilo en nuestro país en 2021. Y eso que el año pasado la salida de occidentales de Afganistán a través de España ya puso a prueba las costuras del sistema de asilo español.

El único punto a favor del Ministerio es que las relaciones con Marruecos parecen restañadas y que Rabat no volverá a mirar para otro lado mientras miles de inmigrantes intentar cruzar a España por la frontera de Ceuta como así sucedió hace apenas un año.

Las cuentas son claras. Hasta el pasado 28 de febrero, las llegadas irregulares de inmigrantes a España iban de récord en récord: 7.319 personas en los dos primeros meses del año frente a las 4.226 que lo hicieron en el mismo periodo del 2021, un 73% más. Sin embargo, esta escalada de entradas irregulares se frenó en marzo, cuando España cerró la crisis diplomática con Marruecos cambiando su posición con respecto a la autonomía del Sáhara Occidental.

Esto podría ocurrir en cualquier organismo, podría pensarse. Pero el caso es que en el Ministerio de Migraciones llueve sobre mojado. Como subraya Eldiario, la salida de Perea es la “quinta baja” que se produce en lo que va de legislatura en el departamento de Migraciones. Y su sustituto será el tercer secretario de Estado que acompañe a Escrivá en su etapa en el Gobierno.

En vídeo | La ONU pide resolver unos conflictos que ya producen 100 millones de refugiados

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.