Pedro Sánchez le pronosticó a Alberto Fernández una guerra de largo plazo en Ucrania

·2  min de lectura
Spain's Prime Minister Pedro Sanchez (R) welcomes Argentina's president Alberto Fernandez upon his arrival at La Moncloa palace in Madrid on May 10, 2022. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)
PIERRE-PHILIPPE MARCOU

MADRID.– El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, le pronosticó a Alberto Fernández, que la guerra en Ucrania se extenderá en el largo plazo y aumentarán las necesidades de energía y alimentos .

“Sánchez es describió un panorama de largo plazo, de una guerra que se va a prolongar y en ese marco empiezan a analizar nuevas fuentes de suministros estratégicos alimentos, fertilizantes y energía”, narró Cafiero, en Madrid.

La Argentina apunta a desarrollar la exportación de GNL a España, que tienen ampliamente desarrollado el sistema de plantas gasificadoras.

Alberto Fernández avaló el contrapunto económico con el kirchnerismo y propone definirlo en una interna: “Vayamos a las PASO”

“El Presidente hizo hincapié en Vaca Muerta, que puede ser un proveedor de gas natural, ya que España tiene el 30 por ciento de las plantas regasificadoras de Europa y puede avanzarse con una alianza estrategia”, apuntó Cafiero. Fernández llegó a un Madrid en medio de una primavera resplandeciente para entrevistarse con el presidente del Gobierno español y con el rey Felipe VI, en el marco de la gira sin anuncios programados, tendiente a tomar la temperatura de la guerra con Ucrania. El Gobierno de Sánchez expresa una de las posturas más antirusas de Europa, que incluyó el envío de armas y una visita a Kiev. Es una postura que en España denominan “atlantista” y que se profundizó tras la asunción de Joe Biden y la guerra en Ucrania.

Pedro Sánchez recibió a su par argentino envuelto en un escándalo de espionaje ilegal
Pedro Sánchez recibió a su par argentino envuelto en un escándalo de espionaje ilegal


Pedro Sánchez recibió a su par argentino envuelto en un escándalo de espionaje ilegal

Fernández se reunió con Sánchez cuando el Gobierno español sufre un escándalo de espionaje ilegal. Horas antes de recibir a su colega argentino, el presidente del Gobierno español había resuelto desplazar a la directora de los servicios de inteligencia, Paz Esteban, en un intento por reconducir la crisis desatada con la publicación en Estados Unidos de un informe que revelaba la infección del software Pegasus para intervenir teléfonos de políticos, militantes y periodistas. El lunes, mientras Fernández y la comitiva argentina volaban sobre el Atlántico, el Gobierno español todavía negaba que existieran motivos para desplazar a Paz Esteban, la primer mujer española en llegar a la cima de los servicios de inteligencia. Al final, había razones.

Sánchez intenta encapsular el espionaje dentro del ámbito de los servicios, en un intento por mostrar que decidieron las escuchas de forma autónoma. Una música conocida en Buenos Aires.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.