Pedro Sánchez pide quitarse la corbata para bajar la factura energética en España

·2  min de lectura

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, pidió este viernes seguir su ejemplo y quitarse la corbata, para reducir la factura energética al necesitar menos aire acondicionado.

"Me gustaría que vieran que no llevo corbata, eso significa que podemos todos también ahorrar desde el punto de vista energético", dijo con una sonrisa Pedro Sánchez durante una rueda de prensa, mientras se mostraba el cuello de la camisa abierto.

"He pedido a los ministros (...) y los responsables públicos, y me gustaría también (pedir) al sector privado, si aún no lo ha hecho, que cuando no sea necesario, que no utilicen la corbata", señaló Sánchez.

"Así también estaremos [colaborando] al ahorro energético, que tan necesario es en nuestro país", continuó.

El presidente del gobierno español suele lucir corbatas en actos públicos y ruedas de prensa.

Sánchez anunció también que el consejo de ministros adoptará el lunes "un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético", en línea "con lo que están haciendo otros países europeos", aunque sin detallar cuáles serán esas medidas.

España ha tomado medidas en estos últimos meses para reducir la factura energética, en el marco de esfuerzos solicitados por Bruselas para poner fin a la dependencia europea del gas ruso.

España alienta el teletrabajo entre los funcionarios públicos y limita el aire acondicionado en dependencias oficiales para reducir el consumo energético, dentro de un "plan de eficiencia energética", aprobado en mayo pasado.

Según este plan, el termostato de los aires acondicionados no deberá ser inferior a los 27 ºC, para que "la climatización de los locales se produzca con el menor consumo de energía".

En invierno, los radiadores no podrán calentarse por encima de los 19 ºC.

En reacción a la guerra en Ucrania, la Comisión Europea presentó en mayo un plan por 210.000 millones de euros (unos 214.000 millones de dólares) que prevé una aceleración de las energías renovables y el ahorro energético para liberarse "lo más rápido posible" de las importaciones de gas ruso.

Los 27 adoptaron por igual este martes un plan por el que se comprometen a hacer "todo lo posible" para reducir su consumo de gas en al menos un 15% entre agosto de 2022 y marzo de 2023, respecto a la media de los últimos cinco años del mismo periodo.

mig-du/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.