Pedro Sánchez cree que los restos de Azaña deben seguir enterrados en Francia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Montauban (Francia), 15 mar (EFE).- El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, consideró hoy que los restos del último presidente de la II República española, Manuel Azaña, deben continuar "donde fueron enterrados" en 1940, en la ciudad francesa de Montauban.

En rueda de prensa junto con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, al término de una cumbre hispano-francesa celebrada en esta localidad gala, Sánchez ha señalado que el presidente Manuel Azaña forma parte de la historia "compartida entre España y Francia" y que también los familiares coinciden que sus restos "estén donde fueron enterrados".

El presidente del Ejecutivo español ha indicado que la futura Ley de Memoria Democrática que se prepara en España contemplará la reivindicación de la figura de Azaña.

"No contemplamos que salgan los restos de Azaña para regresar a España", ha reiterado Sánchez, al tiempo que Macron ha asegurado que están "orgullosos de que la sepultura de Azaña esté en territorio francés porque representa una historia compartida".

El presidente galo también ha aludió en la rueda de prensa al reciente fallecimiento de Rafael Gómez Nieto, último combatiente de "La Nueve", la división española que participó en la liberación de París en 1944, para celebrar las "hazañas de grandes españoles que han aportado tantísimo a Francia y han formado parte de la historia común" de ambos países.

Azaña, que fue presidente de la II República española entre 1936 y 1939, llegó a la ciudad francesa de Montauban a finales de junio de 1940 y falleció el 3 de noviembre de ese año.

Había dimitido el 27 de febrero de 1939, cuando la Guerra Civil española (1936-39) rozaba el ocaso y la caída de Cataluña le hizo comprender que la contienda estaba perdida para los republicanos y que el bando liderado por el general Francisco Franco sería el ganador.

(c) Agencia EFE