Pedófilo convicto le escribió a un amigo que mató a la niña JonBenet Ramsey "por accidente"

El misterio del asesinato de la niña JonBenet Ramsey, perpetrado hace 22 años, es intenso y aunque se han dado multitud de teorías, sospechas y elucubraciones, lo cierto es que aún se desconoce quién la mató y nadie ha sido acusado formalmente al respecto. La muerte de la pequeña de 6 años, célebre porque compitió activamente en concursos de belleza infantil, sigue así impune y a la espera de justicia.

Ahora, nuevas revelaciones podrían poner luz en ese trágico caso, si bien no es claro aún cuál es su verdadero peso y credibilidad.

De acuerdo al periódico Daily Mail, un pedófilo que cumple una sentencia de 10 años de prisión en Colorado por cargos de pornografía infantil afirmó en dos cartas que él mató a la niña JonBenet, aunque eso habría sido “por accidente”.

(Yahoo News 7)

El autor de esas cartas, Gary Oliva, actualmente de 54 años y con antecedentes de ofensas sexuales, ha sido considerado por años como un posible sospechoso del asesinato de la niña, pero no han existido indicios suficientes para que las autoridades procedan contra él.

“Nunca amé a nadie como a JonBenet y aún así dejé que resbalara y su cabeza se golpeara y la miré morir. Fue un accidente. Por favor créeme. Ella no era como otros niños”, escribió Oliva en una carta dirigida a su excompañero de escuela Michael Vail.

En una segunda misiva que Oliva envió a Vail, cartas que fueron obtenidas por el Daily Mail, el sujeto afirma que “JonBenet me cambió por completo y retiró toda maldad de mí. Con solo un vistazo a su hermosa cara, su brillante y bella piel y su cuerpo divino me di cuenta que yo estaba mal al matar a otros niños. Pero por accidente ella murió y fue mi culpa”.

Los antecedentes de pedofilia de Oliva ciertamente vuelven estremecedores las afirmaciones de sus cartas e incluso sugieren que él habría cometido crímenes previos contra menores, si bien la muerte de JonBenet habría sido, según él, un accidente.

Ciertamente, Oliva residía en una casa no muy lejos de la de la familia Ramsey, en Boulder, Colorado, en la época del asesinato de la niña en 1996. Y, al momento de su arresto por cargos de pornografía infantil, en 2016, la policía halló cientos de fotos de JonBenet en su celular, de acuerdo al Daily Mail.

Vail, por su parte, dijo que sospechó de Oliva desde el principio, cuando en 1996, poco tiempo después del asesinato, le llamó a su casa. Oliva “estaba sollozando y dijo ‘lastimé a una pequeña niña’…”, contó Vail al Daily Mail. Y cuando se enteró de la muerte de JonBenet, Vail reportó a la policía lo que le dijo Oliva, pero dijo que nunca recibió una respuesta de las autoridades.

Ahora, él cree que las cartas que le envió Oliva podrían finalmente esclarecer ese asesinato. Oliva ciertamente fue considerado un sospechoso desde años atrás y un detective lo señaló como uno de los sospechosos de haber sido el intruso que, presuntamente, irrumpió en la casa de los Ramsey y mató a la niña.

Pero esa es solo una de las teorías al respecto, y también se ha afirmado que habrían sido los propios padres o el hermano de JonBenet los responsables de su muerte. Nada ha podido ser probado ni se han presentado cargos contra nadie.

Gary Oliva, preso por cargos de pornografía infantil, dijo en dos cartas ser el asesino de la niña JonBenet Ramsey. (KDVR-Denver)

Las cartas de Oliva, con todo, no serían en sí mismas suficiente prueba. Según la televisora Fox News, la policía de Boulder dijo estar al tanto de Oliva y que ha investigado su posible implicación con el asesinato de la niña. Incluso dijo que Oliva ha confesado varias veces en el pasado ser el responsable de la muerte de JonBenet.

Aunque no se ha descartado ninguna de la teorías del caso, no habría actualmente nada nuevo que reportar el respecto, indicó la Policía de Boulder en un comunicado. Y añadió que lo reportado por el DailyMail no resulta novedoso para la policía de Boulder, que “recibe rutinariamente información sobre esta investigación. La información que se le proporciona al Departamento de Policía es revisada junto a los muchos avisos y teorías que recibe”.

Que la policía de Boulder estuviera al tanto de las afirmaciones de Oliva sobre su supuesta responsabilidad en la muerte de JonBenet Ramsey y no haya hecho nada al respecto, antes y después de esas cartas, deja varias interrogantes. Una es que no le den credibilidad a esas “confesiones”. No es inusual que un sujeto se atribuya falsamente la responsabilidad sobre otros crímenes e, inclusive, John Mark Karr confesó falsamente en 2006 ser el asesino de JonBenet y causó tremendo revuelo al ser arrestado en Tailandia.

Otra posibilidad es que, aunque la concedan credibilidad a lo dicho por Oliva, las autoridades no cuentan con evidencia o fundamento adicional, al menos por ahora, que les permita proceder contra Oliva o, incluso, que estén en proceso de decidir qué pasos dar pero, en tanto, han optado por la discreción. La incertidumbre es considerable.

Y lo cierto es que las investigaciones de la muerte de JonBenet estuvieron desde el principio plagadas de errores, lo que ha dificultado sustancialmente la indagación. El énfasis en la teoría de que los padres de la niña, o incluso su hermano, estuvieron implicados en la muerte ha, además, atraído enorme interés tanto de las autoridades como del público. Pero aunque ha habido enorme conmoción mediática, nunca se contó con elementos legales suficientes para inculparlos judicialmente a ellos, y tampoco los ha habido hasta ahora para acusar a Oliva u a otros de los posibles sospechosos.

Sea como sea, habrá que esperar a que las autoridades den pasos adicionales y se presenten evidencias más firmes antes de que afirmar si el caso de la muerte de JonBenet Ramsey está finalmente en vías de esclarecerse. En tanto, la justicia sigue pendiente para la pequeña niña.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro