Pedirán la condena a la exsecretaria de medio Ambiente del kirchnerismo Romina Picolotti

·4  min de lectura
Romina Picolotti fue secretaria de Medio Ambiente desde
Romina Picolotti fue secretaria de Medio Ambiente desde

La fiscalía alegará el miércoles próximo en el juicio oral que se le sigue a Romina Picolotti, exsecretaria de Medio Ambiente en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y cercana al entonces jefe de Gabinete Alberto Fernández, donde está acusada de fraude al Estado por gastos personales, contratación de vuelos charters y compra de pasajes supuestamente para familiares, con fondos públicos . El fiscal Diego Luciani mantendrá la acusación y la exfuncionaria se expone a una condena que puede ir de los 2 a los 6 años de prisión.

Picolotti asiste a este juicio iniciado hace tres meses por Zoom desde los Estados Unidos, donde se encuentra trabajando en temas ambientales. El tribunal le permitió asistir el juicio de este modo, aunque el hecho de que se encuentre en el exterior puede ser un tema que aborde la fiscalía en sus alegatos, en caso de requerir una condena de cumplimiento efectivo.

No habrá respuesta de Nación ni sanción de la Provincia para Berni: lo tratan de “loquito”

La del miércoles a las 8.30 de la mañana es la decimocuarta audiencia del juicio que realizan los jueces Sabrina Namer, Néstor Costabel y Rodrigo Giménez Uriburu con la declaración de unos 30 testigos. Tras el alegato del fiscal, el 15 de septiembre será el turno de la defensa de la exfuncionaria, a cargo del abogado Felipe Trucco. Se estima que el veredicto se conocerá a fin de mes.

Alberto Fernández defendió a Picolotti en la Casa Rosada
Alberto Fernández defendió a Picolotti en la Casa Rosada


Alberto Fernández, entonces jefe de Gabinete, apadrinó el desembarco de Romina Picolotti en la Casa Rosada y la defendió tras las acusaciones

Picolotti llegó a juicio acusada de tres conductas diferentes, según el requerimiento que realizó el fiscal Guillermo Marijuan:

  • La utilización de dinero asignado presupuestariamente a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, entre julio de 2006 y diciembre de 2008, para solventar gastos personales y otros que no hacían al organismo.

  • La utilización de dinero público para solventar pasajes de avión de su grupo familiar -madre, hijos, esposo y mucama- y de amigos y conocidos. Algunas de esas personas se desempeñaban en la secretaría de Picolotti, pero los viajes no eran de trabajo. Una parte de esos pasajes estaban anotados como “desarraigo” y otros no poseían justificación .

  • La utilización de dinero asignado a la Secretaría para la contratación de vuelos privados en aviones chárter.

De acuerdo con la acusación, las maniobras se concretaron dado que los fondos eran girados por el Ministerio de Economía a la Fundación ArgenINTA y liberados mediante la presentación de órdenes de pago emitidas por la Secretaría de Ambiente. En otros casos, la Secretaría le solicitaba a la fundación adelantos por gastos operativos , que luego eran rendidos con comprobantes de gastos.

La prueba está constituida por 60 cajas con los comprobantes de pago. Entre ellos se hallaron tickets de compra por analgésicos, apósitos, barras de cereal, pilas, una piedra aromatizada, galletitas, sopas instantáneas, alfajores, caramelos, mermelada, verduras, sahumerios, una chalina, un velón de noche y esencia, un whisky, ramos de flores y un reloj despertador, todos pagados con fondos públicos. También hay un ticket de compra de productos “Rabolini” en una perfumería que en su parte superior tiene la leyenda manuscrita “Regalo Flor y Sofi cumpleaños” y otro comprobante de un consumo en un local de comidas que en su parte superior reza de manera manuscrita: “Muchas Gracias!!!”.

La entonces senadora Cristina Kirchner y Romina Picolotti, en septiembre de 2006, en una reunión por el saneamiento del Riachuelo
La entonces senadora Cristina Kirchner y Romina Picolotti, en septiembre de 2006, en una reunión por el saneamiento del Riachuelo


La entonces senadora Cristina Kirchner y Romina Picolotti, en septiembre de 2006, en una reunión por el saneamiento del Riachuelo

En cuanto a los vuelos anotados como por desarraigo, las personas que los usaban tenían domicilio permanente en Buenos Aires según la acusación y no alcanzaban la jerarquía necesaria para acceder al beneficio.

En cuanto a los pasajes pagados a familiares de Picolotti, incluyen a su madre, su esposo, a uno de sus hijos y a la prima de su esposo, que no eran parte del personal de la repartición.

El vínculo con Fernández

En 2007, cuando se conoció la denuncia contra Picolotti, el entonces jefe de Gabinete Alberto Fernández defendió a la funcionaria y habló de una “denuncia mediática” en su contra. Siete años después, cuando la jueza María Servini procesó a Picolotti por administración fraudulenta, el ahora Presidente replanteó sus dichos.

“En su momento había existido una denuncia mediática muy fuerte sobre de las contrataciones de personal que había hecho Picolotti en la secretaría. Yo le pedí explicaciones y ella me las dio. Y fue por esos hechos que yo la defendí públicamente, siendo jefe de Gabinete”, sostuvo Fernández en diálogo con LA NACION, en 2014.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.