Los pedidos de nulidad jaquean ahora un juicio ligado a los cuadernos de la corrupción

·5  min de lectura
Roberto Baratta
Fabián Marelli

La Justicia avanza en la preparación del juicio por el caso de los cuadernos de la corrupción, pero como ocurrió en otros expedientes contra funcionarios del kirchnerismo, aquí también las defensas están planteando nulidades antes del proceso oral y público.

Ya pasó en la causa del dólar futuro contra Cristina Kirchner, está por pasar en la causa por la firma del Pacto con Irán que también involucra a la vicepresidenta y ahora se plantea en la causa por la compra de gas licuado, un expediente que tramita junto con el caso de los cuadernos y fue el motivo por el cual el juez Claudio Bonadio se quedó con esa causa, nacida tras una investigación de La Nacion.

En esta causa por la compra de Gas Licuado, que está previsto juzgar en simultáneo con el caso de los cuadernos de la corrupción, los jueces del tribunal oral que preparan el juicio, le dieron plazo a los acusados y a la fiscalía hasta el 11 de agosto para que presenten pruebas y para que planteen nulidades en caso de que lo consideren.

Patricia Bullrich, sobre las municiones enviadas a Bolivia: “Sabina Frederic tiene que responder qué hizo”

Los principales acusados en este caso, conectado con el de los cuadernos, son Roberto Baratta, ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del ministerio de Panificación, el ex ministro Julio de De Vido, el abogado y ex ministro Roberto Dromi, que aparece como gestor en esas negociaciones y un funcionario del Enargas.

El tribunal que está en los trámites previos de este megajuicio está integrado por Germán Castelli, Enrique Méndez Signori y Fernando Canero. El futuro de Castelli en ese tribunal es incierto, ya que el Gobierno litigó en la Corte porque entiende que llego a ese tribunal trasladado de manera irregular en el gobierno anterior. El caso aún está en los tribunales, pero con pronóstico adverso para la continuidad del juez.

La fiscal Fabiana León trabaja en su propuesta de testigos y documentos que desea que se incorporen como evidencia en el juicio oral por venir. Y en lo mismo trabajan las defensas. La de Baratta, a cargo de Alejandro Rúa, ya está trabajando en planteos que si prosperan pueden determinar la nulidad de esta parte del caso relacionada con la compra de Gas Licuado. Esto puede impactar en el expediente de los cuadernos.

Los planteos de la defensa de Baratta pasan por cuestionar un peritaje realizado para evaluar el eventual perjuicio económico de la maniobra. La intervención del perito fue anulada por la Cámara Federal porque consideró que ese estudio de David Cohen era falso. Enfrenta un juicio oral por falso testimonio. La fiscalía sostiene que el procesamiento no se basó en las conclusiones de ese peritaje, pero para las defensas es una evidencia del armado de la causa.

Baratta está preparando para cuando termine la feria judicial el ofrecimiento de pruebas y la presentación de nulidades de lo ocurrido durante la instrucción del caso que realizó Bonadio. Sin la mas mínima confianza de que los planteos de nulidad tuvieran éxito con Bonadio, es que se presentarán ahora en la última oportunidad procesal antes del juicio.

Además de los cuestionamientos al peritaje, el otro elemento que impugnarán las defensas es la introducción de un informe que realizó el abogado trucho Marcelo D’Alessio, tras declarar como testigo. Esas carpetas que dijo haber recibido de manera anónima en realidad se sospecha que eran documentos que elaboró para introducir en la causa. Se cuestiona este informe y la declaración de D’Alessio en el expediente.

Scioli apuró una foto que envidia la Casa Rosada

D’Alessio sostuvo en aquella declaración que se fugaron 200 millones de dólares del país a través de sobrecostos portuarios en la importación de gas natural licuado. También aportó documentación que, según él, respaldaba sus dichos. Baratta cuando fue indagado por Bonadio ya rechazó ese informe.

Si se declara alguna nulidad en esta causa no arrastrará al caso de los cuadernos, porque esta parte de la causa es un segmento menor, la contratación de una consultora.

Lo cierto es que estos planteos seguramente se volverán a realizar cuando llegue el momento del ofrecimiento de prueba en la causa principal de los cuadernos de la corrupción.

Roberto Baratta estuvo preso en el caso de los cuadernos y está en libertad al igual que todos los acusados del caso de los cuadernos.

L as causas que quedan en pie contra la vicepresidenta son la de los cuadernos, la causa por el direccionamiento de obras en Santa Cruz en favor de Lázaro Báez, por la que está siendo juzgada en audiencias que se realizan dos veces a la semana y el juicio donde por Hotesur y Los Sauces, que aún no tiene fecha de inicio. Este trámite está mas avanzado que el del caso de los cuadernos.

En la causa del dólar futuro Cristina Kirchner fue sobreseida por la Cámara de Casación al establecrse en un peritaje que no hubo perjuicio para el Estado con esta operación,y ese fallo fue recurrido ante la Corte Suprema de Justicia.

Al mismo tiempo es inminente que se realice una audiencia oral y pública para que Cristina Kirchner argumente a favor de declarar nula la causa por la firma del Pacto con Irán. Ese expediente se inició por la denuncia del fiscal Alberto Nisman, quien dijo que Cristina Kirchner impulsó ese acuerdo internacional para que se dejaran sin efecto los pedidos de captura contra los sospechosos del ataque a la AMIA. La vicepresdienta argumenta que los jueces que intervinieron en el caso no fueron imparciales porque denuncia que visitaron a Mauricio Macri cuando era presidente y allí se acordó su castigo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.