El sector manufacturero de EEUU muestra resistencia pese a subida de tasas de interés

·5  min de lectura
Imagen de archivo de una planta de maquinaria para cortar metal en la fábrica Gent Machine Co. de Cleveland, Ohio, EEUU.

WASHINGTON, 27 jun (Reuters) -Los nuevos pedidos y envíos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos crecieron sólidamente en mayo, lo que apunta a una fortaleza sostenida del gasto empresarial en equipos en el segundo trimestre, pero el aumento de las tasas de interés y el endurecimiento de las condiciones financieras podrían frenar el impulso.

El aumento casi generalizado de los pedidos informado el lunes por el Departamento de Comercio se produjo a pesar del deterioro de la confianza de las empresas y los consumidores, así como de los mayores temores a una recesión. Las ganancias reflejaron en parte el alza de los precios. La Reserva Federal está endureciendo agresivamente la política monetaria para sofocar la inflación.

"Hay algo de inflación detrás del aumento de los pedidos, pero, no obstante, hay muchos dólares fluyendo a través de la economía en este momento", dijo Christopher Rupkey, economista jefe de FWDBONDS en Nueva York. "Las empresas no pedirían nuevos equipos si creyeran que los consumidores y otras empresas van a retraer sus compras".

Los pedidos de bienes de capital no relacionados con la defensa, excluyendo los aviones, un indicador muy observado de los planes de gasto de las empresas, subieron un 0,5% el mes pasado. Los llamados pedidos de bienes de capital básicos creciero un 0,3% en abril. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un incremento de un 0,3% de los pedidos de bienes de capital básicos.

En mayo, estos pedidos aumentaron un 10,2% en términos interanuales. El alza del mes pasado reflejó un incremento del 1,1% en los pedidos de maquinaria. También hubo una fuerte demanda de metales primarios, así como de computadores y productos electrónicos. Sin embargo, los pedidos de equipos, aparatos y componentes eléctricos cayeron un 0,9%, mientras que la demanda de productos metálicos fabricados se mantuvo sin cambios.

El incremento mayor de lo previsto de los pedidos de bienes de capital puso de manifiesto la fortaleza subyacente de la industria manufacturera, que representa el 12% de la economía, a pesar de la debilidad de las encuestas sobre fábricas. Una encuesta de S&P Global mostró la semana pasada que la confianza empresarial cayó en junio hasta el nivel más bajo desde septiembre de 2020.

Las acciones en Wall Street operaban con tendencias dispares. El dólar caía frente a una cesta de divisas. Los rendimientos del Tesoro estadounidense subían.

FUERTES ENVÍOS

Los envíos de bienes de capital básicos aumentaron un 0,8% el mes pasado, igualando el avance de abril. Los envíos de bienes de capital básicos se utilizan para calcular el gasto en equipamiento en la medición del Producto Interno Bruto. A pesar de un cierto impulso de la subida de los precios, los envíos siguieron mostrando su fortaleza una vez ajustados a la inflación.

El gasto empresarial en equipos está en vías de volver a crecer este trimestre, aunque a un ritmo más lento que la tasa anualizada del 13,2% registrada en el periodo enero-marzo.

La fuerte inversión empresarial en equipos contribuyó a sostener la fuerte demanda interna en el primer trimestre, incluso cuando la economía se contrajo a una tasa del 1,5%, afectada por un déficit comercial récord. Las estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre oscilan entre un 0,3% y un 2,9%.

Este mes, la Reserva Federal subió su tasa de interés en tres cuartos de punto porcentual, su mayor subida desde 1994. El banco central estadounidense ha aumentado su tasa de interés de referencia a un día en 150 puntos básicos desde marzo.

"La inesperada fortaleza no cambiará nada en la política monetaria, excepto, quizás, hacer que la Fed se sienta un poco más cómoda con su próxima decisión de subir las tasas", dijo Will Compernolle, economista senior de FHN Financial en Nueva York.

Los pedidos de bienes duraderos, artículos que van desde las tostadoras hasta los aviones y que están destinados a durar tres años o más, avanzaron un 0,7% en mayo, tras haber subido un 0,4% en abril.

Los pedidos de equipos de transporte aumentaron un 0,8%, tras un incremento del 0,7% en abril.

Los pedidos de vehículos de motor crecieron un 0,5% tras subir un 0,1% en abril. Los pedidos de la volátil categoría de aviones civiles cayeron un 1,1%. Boeing informó en su página web de que había recibido 23 pedidos de aviones en mayo, frente a los 46 de abril.

Los envíos de bienes duraderos aumentaron un 1,3% el mes pasado, tras ganar un 0,3% en abril. Los pedidos de bienes duraderos no atendidos subieron un 0,3% y los inventarios un 0,6%.

Si bien el sector manufacturero está mostrando resistencia, el alza de los costos de los préstamos está enfriando el mercado de la vivienda.

El lunes, un informe separado de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios mostró que su índice de ventas pendientes de viviendas, basado en los contratos firmados, subió un 0,7% el mes pasado. El aumento, sin embargo, sólo revirtió una pequeña parte de los descensos de los seis meses anteriores, acumulando una caída de 13,6% en términos interanuales.

"La subida de las tasas de interés ha pesado significativamente en el mercado de la vivienda y seguirá haciéndolo en el futuro inmediato", dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.