El pedido de Nicolás Maduro a Alberto Fernández: “Hay que avanzar más en la construcción de confianza”

·5  min de lectura
Alberto Fernández / Nicolás Maduro
Archivo

“Podría estar mejor”, consideró el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en cuanto al vínculo de su nación con la Argentina, a través de la administración del Frente de Todos. Justificó esa afirmación en que no fue fácil reconstruir el vínculo después del paso de Mauricio Macri por la Casa Rosada y le pidió al presidente Alberto Fernández “avanzar más en la construcción de confianza”.

En una extensa entrevista en Radio 10, el mandatario cargó todos los dardos contra Estados Unidos -principalmente hacia las políticas de Donald Trump-, dijo que Venezuela “es un país que está en paz” , les pidió a los migrantes que regresen y que “no se presten para mal poner y mal hablar de su patria amada”, veneró al Papa Francisco y reivindicó a los expresidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez. En esa charla de casi una hora no mencionó a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Pese a admitir que dialogó con Fernández por teléfono sobre “diversos temas”, Maduro sostuvo: “No ha sido fácil reconstruir las relaciones de confianza luego de tantos golpes que le dio Macri, tantas mentiras, tantas aventuras. El macrismo es uno de los creadores del Frankenstein fracasado de [Juan] Guaidó [por el líder opositor], tiene las manos metidas en ese experimento fracasado y el daño que hicieron hay que repararlo. Hay que avanzar más en la confianza”. Al expresidente de Cambiemos también lo responsabilizó por “apoyar el golpe contra Evo” en Bolivia.

Además, admitió que trabajará “para que las relaciones puedan estrecharse, mejorarse y llevarlas al nivel altísimo de cooperación del pasado” y mostró interés en que se terminen barcos con destino a Venezuela que se construyen en la Argentina y que, según dijo, se encuentran parados por “problemas para mover los recursos” debido al bloqueo de cuentas que denunció de parte de Estados Unidos.

A largo plazo, Maduro vislumbró la posibilidad de que se retome la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) impulsada en su momento por Kirchner y Chávez. “Es muy importante, es la herencia de los libertadores: la unión para la liberación del continente. Cuando se creen las condiciones hay que dar ese paso. Es lo que está pendiente”, sostuvo después de tomar un café venezolano y junto a su esposa.

“Venezuela es un país que está en paz”

Maduro habló de un “ataque permanente” hacia Venezuela y dijo que existe una “escalada in crescendo” para desfigurarlo como líder y presidente. “Venezuela es un país que está en paz, que entró en una campaña electoral para la elección 29°. Pese a las aversiones económicas, a la agresión política, el intento de golpe de Estado, la autoproclama, las amenazas de invasión de Trump, nunca paramos el cronograma electoral. Va a ser el primer año de crecimiento económico desde que arrancó esta guerra, esta sanción y bloqueo. Por primera vez en 100 años Venezuela está produciendo el 100% de sus alimentos”, comentó sobre la nación que gobierna y aseguró: No creo que en América Latina y en el mundo haya un país más agredido, amenazado y perseguido que la Venezuela bolivariana. Para nosotros no es un síntoma de autocompasión. A mí no me gusta el lloriqueo, es síntoma para luchar y salir adelante”.

A los migrantes: “No se alineen a la derecha”

Luego de minimizar la crisis migratoria que allí viven, al asumir que salieron del país “entre 600.000 y 900.000 venezolanos”, mientras que los organismos internacionales entienden que fueron millones, Maduro culpó a Trump como parte de la problemática al decir que sus políticas dejaron a Venezuela en una “situación extrema” y se refirió a la huida de hombres y mujeres como una “válvula de escape” frente a los “mil voltios” de sanciones.

“Son migrantes económicos. Les vendieron a través de las redes sociales que su oportunidad de vida estaba en el exterior y una parte salieron. Muchos han regresado, más de 350.000 entre el año pasado y este año”, justificó. A ellos les habló y les pidió que regresen al país. “Son bienvenidos en Venezuela, vengan a su tierra. Los vamos a coger con solidaridad y amor”, les dijo, aunque les advirtió: “Mientras estén en el exterior no hablen mal de su país. Al que habla mal de su país, le va mal. No se alineen a la derecha, la derecha los va a utilizar, a manipular”.

“Venezuela está preparada para un cambio de rumbo en su relación con Estados Unidos”

El presidente venezolano tampoco se mostró convencido con el cambio que Biden le imprimió a la administración estadounidense. “No ha echado atrás ninguna de las sanciones crueles sobre América Latina y sobre los países perseguidos. La juventud estadounidense votó por un cambio en la política mundial y no lo hemos visto”, sostuvo e indicó que tanto los gobiernos demócratas como republicanos “terminan alineados con la derecha” en el continente.

No obstante y ante la admiración que Biden tiene por el Papa Francisco, Maduro dijo qué cosa le solicitaría al antes arzobispo de Buenos Aires en caso de poder intermediar entre ambos. “Que le pida que se atreva a cambiar su visión sobre Venezuela y América Latina, que nos vea como países que tuvimos derecho a la independencia, al modelo y al camino propio, y que hay mucha mentira creada alrededor de Venezuela. Que abra los ojos y que, como decía John Lennon, le dé una oportunidad a la paz, a un cambio de rumbo. Venezuela está preparada para un cambio de rumbo en su relación con Estados Unidos, aseguró.

Ante las denuncias de violaciones a los derechos humanos contra su administración, Maduro expresó que eso forma parte de una visión del “mundo al revés” que hay sobre lo que acontece en Venezuela y se inmiscuyó en las protestas de 2017. “El Estado actuó ajustado a la ley, administramos de manera ejemplar y preservamos el derecho del pueblo, la paz, y con la Asamblea General Constituyente una vez electa llegó la paz a Venezuela”, se despegó de las acusaciones y aseveró: “Llevaremos la verdad de Venezuela ante el fiscal de la Corte Penal”.

“A nosotros nos falta más audacia. Fueron Néstor, Chávez, Lula, Pepe [por los expresidentes] los que tuvieron la audacia de unirse pese a las diferencias. Impulsaron con audacia los procesos que necesitaba América Latina sin dejarse chantajear por los medios y las llamadas de Washington”, manifestó también.

“Esperamos que podamos seguir avanzando en la recuperación de la confianza, el amor, la unión que rompió la derecha entre nuestros pueblos y nuestros gobiernos”, dijo en cuanto a este país y se despidió: “Hasta la victoria siempre, Argentina”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.