Su pedido de casamiento en un KFC se viralizó y ahora les llueven regalos para la boda

LA NACION

Todo comenzó en un local de Kentucky Fried Chicken (KFC) en Sudáfrica, cuando Héctor Kansi, en medio del almuerzo, se arrodilló para mostrar su anillo de compromiso y proponer casamiento a su novia Nonhlanhla Soldaat.

Lo que el joven no sabía era que alguien los estaba filmando, que su video se volvería viral y tendencia, y que su gesto romántico sería recompensado por la cadena de comidas y por grandes empresas, que le ofrecieron a la pareja dinero y regalos como para que tengan una boda y una luna de miel a todo lujo.

El video del pedido de matrimonio en las mesas del KFC fue tomado por Kateka Maloba, una mujer que pasaba por fuera del local. Inmediatamente, lo subió a las redes con el hashtag #KFCProposal y enseguida la idílica imagen se compartió miles de veces.

A raíz de esto, fue la propia KFC de Sudáfrica la que subió a su cuenta oficial el video con una leyenda en la que solicitaba información sobre "esta hermosa pareja", y prometía ofrecerles una sorpresa "para chuparse los dedos". "Amamos el amor", finaliza el mensaje, que fue posteado el pasado 7 de noviembre.

Luego de este tuit de la cadena de comida rápida, impactadas por la imagen, otras empresas empezaron a sumar sus ofrecimientos para que la boda de la pareja fuera lo más feliz y completa posible. Coca Cola regaló las bebidas para la fiesta, Puma les abrió un crédito en sus tiendas de ropa deportiva. Huawei les regaló un teléfono móvil a cada uno para que puedan "capturar todos esos momentos memorables".

Más regalos a la pareja

McDonalds, en tanto, les obsequió un viaje con todos los gastos pagos a Ciudad del Cabo, para asistir al recital de la cantante Toni Braxton. La compañía Audi, no se quedó atrás y ofreció un un auto a la pareja, en complemento con el viaje ofrecido por la casa de hamburguesas. "Estos destinos de luna de miel se ven muy lejos. Alguien necesita llevarlos allí", escribió la empresa automovilística.

Además, personas particulares ofrecieron ayuda para la concreción de la boda, y se recolectaron miles de dólares para el gran día. Para sumar más ofrecimientos generosos, el popular cantautor sudafricano Zakes Bantwini escribió en la red social: "Quiero ofrecer mi actuación en la boda gratis. Amo el amor".

También se sumó un popular chef sudafricano Lesego Semenya, que se ofreció a hacer el pastel de bodas y una joyería local les regaló los anillos de diamante.

Pero más allá de los anillos, el regalo más redondo en términos económicos fue sin dudas el ofrecido por el Standard Bank, que les propuso a los enamorados hacerse cargo de todos los préstamos que aún no habían saldado, cuyos montos en total ascendían a unos 20 mil dólares.

"Gracias Sudáfrica. Su amabilidad realmente nos conmovió. Nunca hubiéramos imaginado que nuestra historia de amor hubiera calado tan hondo en sus corazones", señaló la pareja, según consigna la BBC.