El pedido de Axel Kicillof a Juntos por el Cambio: “Hoy necesitamos ayuda, también de nuestra oposición”

·4  min de lectura
Entrega de viviendas en Florencio Varela, Axel Kicillof
Entrega de viviendas en Florencio Varela, Axel Kicillof - Créditos: @Captura de video

“Hoy necesitamos ayuda, también de nuestra oposición”, afirmó este miércoles el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, al participar de un acto oficial en la ciudad de Florencio Varela. Acompañado por funcionarios provinciales y locales, se quejó por el estado en el que recibió el distrito al iniciar su mandato y se manifestó en contra del “odio, la agresión y la violencia”, un día después de su chicana a los porteños.

Al celebrar una nueva entrega de viviendas en Las Margaritas, Kicillof sostuvo que previo a su llegada al gobierno dicho barrio se encontraba “parado”, al igual que “las escuelas, los hospitales, las rutas prmetidas y los famosos y mentirosos 3000 jardines de infantes, que nunca se empezaron”. “Venimos de una etapa en donde las cosas se prometían y en los canales de televisión, muchas veces porteños, se decía que se estaba haciendo montón, pero en la Provincia vivíamos una época de muchísimo abandono”, cuestionó el mandatario en alusión a la gestión de la exgobernadora bonaerense de Juntos por el Cambio (JxC), María Eugenia Vidal.

Tras ello, comparó la situación en la que administró la provincia de Buenos Aires la líder opositora con la que le tocó en suerte al Frente de Todos (FdT) y fue entonces cuando pidió la colaboración de su principal rival político.

“Quienes no tuvieron ni pandemia ni guerra, y así y todo rompieron todo, me parece que hoy deberían tener un poco más de humildad. A veces ellos nos dicen barbaridades a nosotros y yo no quiero decir ninguna barbaridad. Solamente les pido respeto a un pueblo que sufrió sus políticas. Les pido conciencia y responsabilidad cuando se ponen a hablar desde la tele y coherencia cuando vienen a decir que van a hacer lo contrario a lo que que hicieron cuando tuvieron la oportunidad”, sostuvo y agregó: “No pido nada más que eso. Nosotros no somos del odio, ni de la agresión ni de la violencia. Vivimos cuatro años de esas desgracias y hoy necesitamos ayuda, también de nuestra oposición”.

Sobre el final de su discurso, Kicillof se jactó del avance de su gestión sin “promesas” de por medio y afirmó en ese sentido: “Además de escuelas nuevas, además de los jardines y de todo lo que vamos a hacer, estamos haciendo lo que no hizo nadie, que es arreglar todas las escuelas por adentro. Donde no se vé, donde no se corta cinta y donde afuera quizá no se sabe de ese trabajo, como con el sistema de salud, que nos dieron devastado”.

Y cerró: “Ha sido un esfuerzo enorme y sabemos que hay mucha dificultad y mucho por hacer, pero no tenemos que dejar que esos sacrificios y el trabajo hecho hasta ahora nos lo tiren a la basura”.

La chicana a los porteños

Ayer, desde el municipio de Alberti, el gobernador comparó el modelo productivo de la ciudad de Buenos Aires con el de la Provincia y aseguró que “alguien desde el Obelisco no entendería” las actividades que se llevan adelante en la última jurisdicción. Además, aseguró de que el territorio que administra es el que más produce y chicaneó: “No necesitamos parecernos a Europa”.

Al destacar una serie de obras de infraestructura realizadas a nivel distrital, entre las que mencionó una sala de faena de cerdos, pollos y conejos, Kicillof lanzó: “Claro, no lo entendería alguien desde el Obelisco esto. No lo comprendería nunca”.

Tras ello y al igual que este miércoles, cargó contra los medios capitalinos: “Me refiero a la ciudad de Buenos Aires simplemente porque los canales que más se ven son porteños y estas cosas les interesan tres velines, no las entienden. Porque la ciudad de Buenos Aires es una ciudad donde se llevan adelante actividades financieras, administrativas de las compañías... A veces las empresas más grandes que operan en la Provincia tienen sus oficinas centrales ahí y pagan impuestos ahí con miles y miles de empleados en la provincia de Buenos Aires. Es como que la provincia de Buenos Aires hace el trabajo material, el trabajo transformativo, la producción”.

Y remató: “Entonces, lo que quiero decir es que nosotros estamos muy orgullosos de ser la provincia que más produce. No tenemos que ser ni la más glamorosa ni la que más se parece a Europa. Somos la provincia que más produce, ahí están nuestro corazón y nuestra identidad. Y producimos industria y campo todos los santos días”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.