Pedófilo que engañó a 5.000 niños es sentenciado a 25 años de cárcel en el Reino Unido

Lizzie Dearden
·5  min de lectura
<p>David Wilson, un hombre de 36 años que vivía con su madre, admitió 96 delitos de abuso sexual contra 52 niños</p> (NCA)

David Wilson, un hombre de 36 años que vivía con su madre, admitió 96 delitos de abuso sexual contra 52 niños

(NCA)

Uno de los pedófilos más prolíficos de Reino Unido ha sido encarcelado durante 25 años después de atacar a hasta 5.000 niños en línea.

David Wilson, un hombre de 36 años que vivía con su madre, admitió 96 delitos de abuso sexual contra 52 niños, algunos de los cuales tenían tan solo cuatro años.

Pero una investigación de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) descubrió que había engañado y chantajeado a hasta 500 niños para que le enviaran imágenes de ellos mismos y se comunicó con alrededor de 5.000 niños en total.

El juez Rupert Overbury, quien sentenció a Wilson en el Tribunal de Ipswich el miércoles, lo describió como un "pedófilo en serie" y un "individuo extremadamente peligroso".

“Usted llevó a cabo una campaña larga y premeditada de abuso sádico y manipulador de niños pequeños a través de las redes sociales.

“Cualquier ser humano decente quedará asombrado por el nivel de depravación involucrado”, declaró el juez.

Overbury aseguró que Wilson había "demostrado un total y absoluto desprecio por cada niño" que manipulaba, y agregó: "Había un elemento sádico en su ofensa, incluido el chantaje y la persecución implacable de los niños vulnerables, que a menudo suplicaban clemencia".

Wilson posó como una adolescente en una serie de cuentas falsas en redes sociales, generando confianza con sus víctimas antes de enviarles imágenes sexuales de mujeres jóvenes obtenidas de Internet a cambio de que los niños le enviaran fotos y videos.

Utilizando teléfonos no registrados, también chantajeó a varias víctimas para que enviaran imágenes más extremas, incluso de ellas abusando de hermanos menores o amigos, amenazando con enviar sus fotos a sus familiares.

"Las víctimas le rogaron que se detuviera, pero él continuó", declaró Tony Cook, jefe de operaciones de abuso sexual infantil en la NCA.

“Wilson ha devastado absolutamente no sólo a sus víctimas sino a las familias a las que pertenecen.

"Ha causado un sufrimiento desgarrador y una gran alteración en las vidas de aquellos a quienes atacó por los problemas que causó su abuso", añadió.

Uno de los niños de los que Wilson abusó dijo que pensó en el suicidio cuando el depredador amenazó con compartir una imagen indecente de él a través de Internet.

El niño, hablando de forma anónima, detalló que acababa de crear su primera cuenta de Instagram a los 11 años cuando una cuenta se le acercó con fotos de una niña de su edad.

Dijo que con el tiempo la cuenta “empezó a amenazarme y acosarme” y señaló que lo dejarían solo a cambio de una imagen, que él envió.

Más de un año después, otra cuenta, que usaba fotos de una niña diferente de la misma edad, también operada por Wilson, se acercó a él y lo chantajeó usando su foto.

Mencionó que la cuenta exigía otra imagen indecente o difundiría la anterior "por todo Internet".

“A los 12 años me abusaron, me chantajearon, me hicieron sentir suicida”, expresó. "Eso es algo por lo que ningún niño debería pasar".

Wilson, de King's Lynn en Norfolk, fue arrestado al menos tres veces antes de ser detenido por la NCA como parte del caso actual en abril de 2020.

La policía de Norfolk lo arrestó en 2015, pero "perdió su teléfono" y no había pruebas suficientes.

Luego, en julio de 2017, Facebook notificó a la NCA que 20 niños de entre 12 y 15 años habían enviado imágenes indecentes de sí mismos a una cuenta que aparentemente pertenecía a una niña de 13 años.

Cook declaró que la NCA trabajó para identificar y proteger a las víctimas y al mismo tiempo tratar de descubrir a la persona detrás de la cuenta falsa.

Lo vincularon a un teléfono móvil no registrado.

Fue arrestado el 22 de agosto de 2017, pero Cook dijo que la NCA no podía acusarlo porque "no tenían lo suficiente para probar el alcance de su delito".

Wilson fue puesto en libertad bajo fianza cuando la NCA solicitó más información a Facebook, pero fue arrestado nuevamente el 18 de enero de 2018, mientras cometía más delitos.

Pero los agentes no descubrieron ningún dispositivo electrónico en su casa y señalaron que nuevamente no podían acusarlo, a pesar de tener casi 100 referencias de redes sociales vinculadas a él.

Los investigadores indicaron que presentaron una solicitud de asistencia legal mutua a las empresas de redes sociales de Estados Unidos, incluida Facebook, pero no fue respondida hasta octubre de 2019.

La NCA informó que recibió 250.000 mensajes y que el volumen de datos planteaba un "desafío importante", mientras los investigadores identificaron a niños en riesgo y se comunicaron con la policía y los servicios sociales.

Wilson fue arrestado por última vez el 28 de abril de 2020, después de que la NCA demostrara que Wilson estaba controlando siete identidades femeninas falsas, utilizando 14 cuentas de redes sociales, ocho direcciones de correo electrónico y cinco teléfonos móviles.

Continuó cometiendo delitos durante su tiempo bajo fianza, y los agentes encontraron un nuevo teléfono móvil que Wilson intentó tirar por el inodoro cuando la casa de su madre fue allanada.

Cuando se le preguntó cómo había podido Wilson seguir atacando a los niños, Cook comentó: “Aplicamos condiciones de libertad bajo fianza, pero no podemos estar con ellos las 24 horas del día... Wilson estaba realmente decidido. Hicimos todo lo posible.

"Es frustrante que lleve tanto tiempo presentar estos casos, pero tenemos que tomarnos el tiempo para asegurarnos de que tenemos a la persona indicada y pruebas suficientes".

Relacionados

Unión Europea se pronuncia con postura más rígida hacia Rusia por encarcelamiento de Navalny

Oficial de policía se suicida después de publicar videos denunciando racismo “demoníaco” en el sistema de justicia penal