Peña Nieto jura como nuevo presidente de México

MEXICO (AP) — Enrique Peña Nieto tomó el sábado posesión como nuevo presidente de México en una jornada marcada por los incidentes entre manifestantes y policías federales y la protesta de legisladores izquierdistas dentro del Congreso.

La asunción de Peña Nieto marca el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tras 12 años de su primera derrota histórica.

El PRI gobernó por 71 años continuos hasta 2000 actuando con una mezcla de dádivas populistas, sobornos y elecciones manipuladas. Pero Peña Nieto asegura que su partido ha cambiado y que él gobernará de manera democrática y con transparencia.

"Protesto guardar y hacer guardar la constitución y las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la república que el pueblo me ha conferido", dijo Peña Nieto en una ceremonia de sólo unos cuantos minutos en la que el mandatario saliente Felipe Calderón le entregó la banda presidencial.

"Y si así no lo hiciere, que la nación me lo demande", añadió mientras mantenía su brazo derecho levantado hacia el frente.

Tras recibir la banda, se entonó el himno nacional y de inmediato el nuevo presidente abandonó el salón de sesiones entre gritos de "¡Presidente, presidente!".

Peña Nieto se dirigía hacia el Palacio Nacional, en el Zócalo de la ciudad de México, donde tiene previsto dar su primer mensaje como presidente para los próximos seis años.

Antes de la ceremonia formal de toma de posesión en la Cámara de Diputados hubo algunas protestas violentas fuera del recinto legislativo, en las que manifestantes lanzaron bombas molotov y la policía respondió con gases lacrimógenos. Al menos tres heridos fueron reportados inicialmente.

Los manifestantes gritaban "¡México sin PRI!" detrás de las vallas metálicas que protegían el Parlamento.

En tanto, legisladores izquierdistas dentro de la cámara demandaban saber qué ocurría en las protestas y cuestionaban a Peña Nieto y Calderón.

"Imposición consumada, México de luto", se leía en una gran manta colocada por izquierdistas en uno de los costados del interior del recinto legislativo.

Jorge Flores, subdirector de información de la policía de la ciudad de México informó a The Associated Press que al menos dos personas resultaron heridas, un manifestante y una fotógrafa, mientras un periodista de la AP vio a un policía lesionado con el rostro ensangrentado.

El funcionario rechazó versiones de que un manifestante hubiese fallecido y dijo que está grave con una herida en el ojo.

Previo al arribo de Peña Nieto y Calderón al Congreso, los distintos partidos fijaron su posición sobre el cambio de poderes.

El diputado Ricardo Monreal, del partido izquierdista Movimiento Ciudadano, criticó el regreso del PRI.

"Una palabra resume lo que hoy 1 de diciembre se inicia en el país: la restauración, la vuelta al pasado", dijo Monreal, que fungió como jefe de campaña del candidato presidencial izquierdista Andrés Manuel López Obrador, segundo en la elección presidencial del 1 de julio.

"No permitiremos ningún regreso al pasado", dijo Miguel Barbosa, senador del Partido de la Revolución Democrática y principal grupo de izquierda.

Legisladores izquierdistas levantaron pancartas para criticar tanto al mandatario saliente como al entrante.

"Entregas silla bañada de sangre", se leía en una de las pancartas con la imagen de Calderón, quien durante su mandato hizo de la lucha contra el crimen organizado una prioridad y desplegó a miles de fuerzas federales, aunque no se tradujo en una reducción de la violencia que dejó miles de muertos.

"Candidato del telepromter", "Candidato de Televisa", se leía en otras mantas en referencia a Peña Nieto, quien es visto por sus críticos como alguien favorecido por la principal televisora del país y una persona que tiene dificultades para improvisar.

Luego del mensaje en Palacio Nacional, Peña Nieto tiene previsto acudir a un campo militar junto a la residencia presidencial para saludar a las fuerzas armadas.

Peña Nieto también tiene planeado ofrecer un almuerzo a los invitados al cambio de poder, entre quienes están el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y el príncipe Felipe de España.

El PRI, que dirigió a México durante siete décadas, regresa al poder con un presidente de una nueva generación para gobernar a un país que ha cambiado considerablemente en los 12 años en que el partido no ejerció la presidencia.

Peña Nieto llegó a la presidencia después de hacer campaña como el rostro de un nuevo PRI, que se ha declarado arrepentido y renovado.

Peña Nieto ha prometido gobernar democráticamente y en forma transparente, pero sus primeras disposiciones, incluso antes de la toma de posesión, evidenciaron un sólido vínculo con el pasado.

En su gabinete anunciado el viernes recurrió a la vieja guardia, así como a nuevos tecnócratas para que lo acompañen en el gobierno.

Peña Nieto ofreció hacer del crecimiento económico y de la generación de empleos el eje de su gobierno, con Luis Videgaray --su confidente de mucho tiempo y coordinador de su campaña-- como un eje para lograrlo.

Videgaray, un economista de 44 años con un doctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts, será el nuevo secretario de Hacienda.

Miguel Angel Osorio Chong, ex gobernador estatal de 48 años conocido como un operador político y forjador de acuerdos, fue nombrado secretario de Gobernación (Interior), cargo que tendrá una participación fundamental en los asuntos de la seguridad.

____

Contribuyeron con esta nota los periodistas de The Associated Press Michael Weissenstein y Adriana Gómez Licón.

Cargando...