El PE condena la represión a la oposición camboyana y pide liberar a los presos políticos

·2  min de lectura

Estrasburgo (Francia), 5 may (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) condenó este jueves la continua represión política que sufren los opositores en Camboya e instó a la liberación de todos los presos políticos y su rehabilitación para acceder a cualquier cargo público.

En un debate sobre violaciones de derechos humanos y democracia, los eurodiputados pidieron, por 526 votos a favor, cinco en contra y 63 abstenciones, más sanciones y más presión contra Camboya y retirar al país del acuerdo “Todo menos armas”, un programa de la UE que otorga a los países más pobres beneficios comerciales en la exportación de productos (excepto armas) para facilitar su desarrollo.

La comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, recordó que la Comisión ya retiró “algunas preferencias arancelarias” de ese programa y aseguró que la UE no ha dejado de alzar la voz “para denunciar cómo se reducía el espacio democrático en el país”.

La condena llega justo antes de las elecciones locales del próximo 5 de junio, para las cuales más de cien candidatos han sido retirados de las listas electorales y a pocos meses de los comicios legislativos de 2023.

“La UE reitera su llamamiento a las autoridades de Camboya para tomar todas las medidas para garantizar que las elecciones sean democráticas y para iniciar un proceso de reconciliación nacional a través de un diálogo inclusivo. Creemos firmemente que la inclusión democrática y el diálogo también con la sociedad civil son elementos clave para conseguir una paz duradera y estable”, reclamó Urpilainen.

Desde 2017, Amnistía Internacional ha denunciado los ataques a la democracia y el pluralismo político que ha cometido el Gobierno de ese país contra medios de comunicación independientes, organizaciones civiles y la oposición, como la disolución ese año del Partido de Rescate Nacional de Camboya, el principal rival político del Ejecutivo, tras quedar prohibido por orden judicial.

En ese mismo debate, el PE aprovechó para reclamar la liberación de Osman Kavala, un empresario turco encarcelado y condenado a cadena perpetua en su país por su activismo social, y para pedir a China que aclare los diferentes informes e investigaciones que hablan sobre la extracción no consentida de órganos para comerciar con ellos, una práctica que sería relativamente frecuente en prisioneros políticos y minorías étnicas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.