Paulina Rubio sale victoriosa de su guerra judicial con Colate

·4  min de lectura
MIAMI BEACH, FL - FEBRUARY 27: Paulina Rubio and Nicolas Colate Vallejo-Najera attend the 15th Anniversary of The Blacks Annual Gala benefiting The Consequences Charity, Project Medishare, Educate Tomorrow and I have a Dream at Fontainebleau Miami Beach on February 27, 2010 in Miami Beach, Florida. (Photo by Alexander Tamargo/Getty Images)
Paulina suma una nueva victoria ante el juez de cara a su ex, Colate (Photo by Alexander Tamargo/Getty Images)

El hijo de Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera (conocido coloquialmente como Colate) siempre ha sido una especie de moneda de cambio entre ellos a nivel judicial.

La triste situación de la expareja, que tiene al pequeño de 11 años en custodia compartida, les lleva a litigios judiciales constantes desde hace más de una década. Lo cierto es que, mientras Colate intenta hacer su vida, Paulina sigue interponiendo demandas y la justicia está de su parte.

En mayo de 2020, cuando se viralizó en plena pandemia el vídeo de Pau con su trabado ‘Quédate en casa’ que dio lugar a todo tipo de especulaciones sobre el posible consumo de cocaína, Colate aseguró que “no le sorprendía” verla así e intentó alejar de ese ambiente a su hijo.

Sin embargo no le dieron la custodia completa dado que no se pudo demostrar que existiese maltrato o ambiente tóxico contra el menor como él alegaba. Las declaraciones de Nicolás tensaron más la relación con su ex y ella se negó a entregarle a su hijo en octubre de ese mismo año.

De hecho, Colate llamó a la policía que se personó en el domicilio de la cantante y a los agentes, tampoco les abrió la puerta. El niño acabó saliendo tarde y rodeado de un show policial que poco favor le hace a su salud mental.

Previo a este episodio, en julio, Colate había pedido que su hijo pudiera venir con él a España desde Miami porque lleva mucho tiempo sin ver a la familia paterna pero Paulina se lo impidió judicialmente alegando que el coronavirus era una amenaza para el pequeño y que el viaje no era estrictamente necesario.

Todas estas victorias judiciales de Pau merman a Colate quien exigió al juez que sometiera a su ex a un examen psicológico para demostrar que no está en sus cabales. En una entrevista con ‘Look’, Colate contó: “Solicité a la Corte que le hicieran una evaluación psicológica, cosa que si me lo piden a mí me la hago al día siguiente. Pero ella prefirió gastarse cientos de miles de dólares también para que el juez decida que no se tenga que someter a esa prueba. Por ahí van los tiros. Salta a la vista lo que hay.”

Para más mosqueo, la justicia instó a Colate a hacer un curso de “parenting”, es decir, algo así como una escuela para padres y Rubio le demandó por no hacerlo. La cantante contraatacó a su exmarido con una demanda por, según ella, no haber realizado este curso de crianza por recomendación judicial. Este curso parental se realiza y, una vez acabado, se presenta la documentación final ante la Corte, cosa que Colate no habría hecho.

A día de hoy, otra batalla ganada suma en el marcador de Paulina y en esta ocasión, según recoge ‘Semana’, el empresario se negó a darle el pasaporte estadounidense del niño a su madre. Ipso facto, Pau pidió Audiencia de Emergencia en la Corte de Miami y, por videolllamada, acabó venciendo la causa.

La Corte pidió que Colate sacase una cita para renovar dicho pasaporte pero como padre e hijo se iban a veranear, este año sí, en España, no lo hizo. Claro, el segundo mes de vacaciones lo pasa junto a su madre y ahora resulta que no tiene el pasaporte estadounidense en regla.

Así, como recoge el citado medio, la jueza ha estimado que “La corte ordena que hoy mismo el exesposo entregue a su exesposa el pasaporte estadounidense. ¿Cómo lo hará? Eso depende de él (…) Así que donde sea que esté el pasaporte, el padre irá a recogerlo o enviará a alguien y se lo entregará a su exesposa (…) Le estoy diciendo que usted tiene que hacer cualquier cosa y lo que sea que usted pueda para entregar ese pasaporte y punto”.

Además de esta orden imperativa, Colate tendrá que participar durante medio año en el curso de paternidad pendiente y, por ahora, no se ha pronunciado al respecto pero viendo la evolución de la guerra judicial con Paulina, no debe estar demasiado satisfecho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.