Paul sigue invicto, vence a Silva por fallo unánime

GLENDALE, Arizona, EE.UU. (AP) — Jake Paul triunfó el sábado por decisión unánime sobre el brasileño Anderson Silva, exastro de la UFC, para que el YouTuber convertido en boxeador consiguiera mayor credibilidad en el deporte de los puños.

La pelea entretenida se fue a la distancia completa de ocho asaltos, el último de los cuales fue tremendo. Paul (6-0) envió a Silva a la lona con un potente derechazo.

El sudamericano pudo continuar e incluso asestó unos buenos puñetazos en el último minuto, pero ello no bastó para inclinar a su favor el fallo de los jueces.

La pelea tardó en alcanzar un buen dinamismo. Silva rara vez lanzó golpes en el primer round, aunque sí conectó algunos con potencia en el segundo, bailoteando en el cuadrilátero pare evitar algunos de los puñetazos más duros de Paul.

Los dos adversarios intercambiaron algunos alardes y provocaciones al comienzo. Sin embargo, se mostraron más concentrados cuando se dieron cuenta de que la pelea sería larga.

Paul lució mejor en los episodios intermedios, en los que Silva comenzó a padecer una hemorragia nasal. Sin embargo, no pudo conectar sus golpes más poderosos.

Ello comenzó a cambiar en el ocaso del combate, cuando Young, más joven, ganó confianza y comenzó a dar en el objetivo.

El espectáculo frente a más de 14.000 personas combinó boxeo y celebridades. Pero el atractivo principal fue Paul, de 25 años y quien ha mostrado talentos sorpresivos en el ring.

Es también un maestro para promoverse a sí mismo. El miércoles, llegó montado a caballo hasta un entrenamiento con público. El sábado, ingresó en la Arena Desert Diamond con otras dos personas que lo escoltaban, vestidas con disfraces gigantescos, semejantes a los de un Transformer.

Silva (3-2) era el favorito de los espectadores, que lo aclamaron cuando llegó al cuadrilátero. El brasileño de 47 años saltó a la fama en la UFC, pero comenzó en el boxeo, al que regresó en 2020.