Paul Auster estima que EU va a perder la democracia

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 14 (EL UNIVERSAL).- A propósito de "La llama inmortal de Stephen Crane" (Seix Barral), su más reciente novela, el escritor estadounidense Paul Auster habló de literatura, del Estados Unidos que recupera el de la segregación en la que vivió Stephen Crane, y que dice no es tan distinto del Estados Unidos actual con las agrandes diferencias sociales y el gran abismo que hay entre ricos y pobres.

"Cuando vivió Crane ya había acabado la esclavitud, pero sí vivió la era de la segregación que era terrible. Al escribir este libro me sorprendió que muchos de esos programas siguen presentes y esta división entre ricos y pobres es tan grande como en tiempos de Crane. Hubo reformas y se empezaron a cerrar muchas de esas brechas, pero hace 50 años de nuevo esas brechas han crecido y crecido y ahora estamos otra vez dónde estábamos hace 120 o 130 años. Es el problema que sufrimos en la actualidad. Sentía que no estaba escribiendo sobre la prehistoria sino sobre de EU de hace 100 años y el de ahora. Y no es distinto" afirmó Auster en una conferencia de prensa desde Nueva York.

El autor de "4, 3, 2, 1" dijo también, a propósito del episodio que ocurrió en la Universidad de Michigan dónde un profesor fue corrido por estudiantes que cuestionaron que hubiera mostrado un "Otelo" blanco pintado de marrón (el actor inglés Laurence Olivier), el narrador e intelectual dijo que le causa mucho pesar y no es una tendencia muy prometedora en la cultura estadounidense pero "creo que con el poder creciente y enorme que tiene la extrema derecha en los Estados Unidos no me preocupan tanto estos problemas de la llamada la cultura de la cancelación, el peligro de Donald Trump y los republicanos locos que quieren destruir el país me parecen más urgentes".

Dijo que la cultura de la cancelación la hacen chicos jóvenes muy idealistas que van a madurar, "no creo que sea un problema nacional. El problema es que vamos a perder la democracia, que nos la van a robar frente a nuestros ojos y salvo que nos unamos y resistamos a esto, en unos pocos años no va a haber Estados Unidos en un sentido como el que conocemos aquí o en otra parte del mundo", dijo el narrador.

En "La llama inmortal de Stephen Crane", Auster recrea la apasionante biografía literaria del joven escritor, periodista y poeta que escribió "La roja insignia roja del valor" publicada en 1895 y que murió cuando apenas tenía 28 años. "Mi propósito era tratar de generar un nuevo interés en la obra de este escritor que solo vivió 28 años y es una figura importante. Creo que es el primer modernista del siglo XX en Estados Unidos, una persona que se adelantó al siglo XX, sus preocupaciones y método de escribir es muy contemporáneo. Le habla al lector de hoy. No estamos leyendo a través de una lente vieja y polvorienta sino que está muy viva su obra y exige ser leída".

A propósito de la juventud de Crane y la excelente obra literaria y periodística que dejó con tan solo 28 años de vida, Paul Auster evocó quién era él a los 28 años, "me acababa de casar, me casé a los 27, había publicado dos o tres libritos de poesía, libros chiquitos; había traducido bastante poesía, había escrito muchos ensayos literarios y tenía una pila de más de mil hojas de prosa en las que había trabajado desde la adolescencia y que nunca me había causado satisfacción. Si me hubiera muerto a los 28 habría desparecido totalmente, porque mi carrera literaria estaba apenas en un estado incipiente. Empecé a sentir mi camino a fines de mis 20 y a inicios de mis 30. Entonces que un hombre así de joven hubiera logrado escribir más mil cuartillas de una escritura excelente era increíble".

En la conferencia con periodista de América Latina, Auster dijo también que es difícil entender los impulsos de un escritor. "¿Qué me motiva? no lo sé. Me llegan ideas para un libro, no tengo un plan, no tengo todo de antemano. Todos los días descubro y a veces tiro materiales conforme lo voy desarrollando me tengo que explicar a mí mismo como escribir este libro que es distinto a otros libros; entonces siempre me siento como un principiante, siempre siento que no sé nada, las cosas que he escrito en el pasado no me ayudan a escribir el presente, soy una maraña de confusión. No puedo predecir nada. Jamás en mil años se me hubiera ocurrir escribir está biografía", señaló.

Luego dijo que quizás optó por escribir de Stephen Crane porque Crane es Ferguson 5, "hay cuatro Ferguson en '4, 3, 2, 1' y quizás Stephen Crane es el Ferguson de la vida real", dijo refiriéndose a su personaje principal que desdobla en cuatro personalidades en su anterior novela "4, 3, 2, 1".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.