Patrulla Fronteriza y consulados redoblarán esfuerzos por salvar migrantes

Tucson (AZ), 18 nov (EFE).– La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y representantes de diversos consulados y organizaciones que operan en la frontera con México anunciaron hoy que redoblarán sus esfuerzos para evitar muertes de migrantes, urgiéndolos a llamar al 911 tan pronto sus vidas estén en peligro.

“Llamar al 911 puede ser a diferencia entre la vida y la muerte. Un migrante que está perdido en el desierto debe llamar al sistema de emergencia de inmediato. Esto activará de inmediato una operación de rescate”, dijo Rafael Reyes Jr., representante de la Patrulla Fronteriza en el Sector Tucson, durante una conferencia de prensa.

La agencia federal y los representantes consulares consideran que es de suma importancia que el mensaje llegue a los migrantes y sus familiares ante el aumento del flujo migratorio y el récord en el número de muertes registradas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Al término del año fiscal 2022, que finalizó el pasado 30 de septiembre, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) reportó la muerte de 853 migrantes en la frontera con México, lo que representa un nuevo récord desde que la agencia contabiliza estos decesos, superando las 546 muertes registradas en el año fiscal 2021.

Reyes indicó que solamente en el Sector Tucson, el cual cubre gran parte de la frontera de Arizona, durante el año fiscal 2022 se recibieron más de 3.000 llamadas al 911, de las cuales 80 % eran de migrantes perdidos en el desierto.

El anuncio de cooperación se hizo al final de una reunión del Programa del Migrante Desaparecido, establecido por la Patrulla Fronteriza em 2021, que establece una red de colaboración entre los consulados de México, Guatemala y El Salvador, entre otros, para responder a llamadas de migrantes en peligro o a reportes de familiares sobre migrantes desaparecidos.

Eli Ortiz, director del grupo humanitario Águilas del Desierto, dijo en la misma conferencia que muchas veces los migrantes tienen miedo de encender sus teléfonos celulares por miedo a que la Patrulla Fronteriza los “detecte”.

“Nuestro principal mensaje es que se aseguren de que la batería de su celular esté bien cargada, no tiren sus celulares aunque se lo pida el contrabandista, y sobre todo llamen al 911 cuando estén en peligro. No pierdan tiempo y sobre todo carga del celular hablando con familiares en sus países. Ellos no podrán ir a salvarlos”, enfatizó el rescatista.

(c) Agencia EFE