Patricia Bullrich presentó su plan de gobierno de la mano de Macri

·6  min de lectura
Federico Pinedo, Patricia Bullrich y Mauricio Macri, hoy en el Yacht Club de Olivos, durante el lanzamiento de las propuestas de la titular de Pro para 2023
Pablo Añeli

La “Bullrichmanía”, como decían los stickers en los sweaters de los invitados, copó hoy el Yacht Club Olivos. Allí se desarrolló allí el cuarto encuentro de los equipos de gobierno de Patricia Bullrich y contó con un invitado especial: Mauricio Macri.

En el acto, que se vivió como el lanzamiento de campaña de la candidatura presidencial de la exministra, Bullrich presentó su plan de gobierno y a su tropa de colaboradores. Puso especial énfasis en seguridad y economía , “los temas que más preocupan a la gente”, según describieron sus equipos.

“Vamos a tener que hacer cosas fuertes. Ya no nos va a alcanzar la gendarmería” , afirmó la líder de Pro sobre la situación en Rosario.

La titular de Pro, Patricia Bullrich, reunió hoy a los equipos técnicos que elaboran propuestas para su posible candidatura presidencial en 2023 en el Yacht Club de Olivos, con la presencia del expresidente Mauricio Macri
Pablo Añeli


La titular de Pro, Patricia Bullrich, reunió hoy a los equipos técnicos que elaboran propuestas para su posible candidatura presidencial en 2023 en el Yacht Club de Olivos, con la presencia del expresidente Mauricio Macri (Pablo Añeli/)

En el plano económico, hizo referencia a tres leyes en las que está trabajando y que está dispuesta a desplegar el primer día. “Ya tenemos 3000 medidas entre leyes y regulaciones cuya palabra principal va a ser deróguese”, aseguró la líder de Pro sobre las normas que van a “desregular y desmafializar” el país.

Planteó que la Argentina debe adoptar el bimonetarismo como hicieron Brasil y Perú y no la dolarización como había dicho ella misma días atrás. Destacó también el equipo con el que está trabajando: los economistas Luciano Laspina, que llegó directo del encuentro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Carlos Melconian y Daniel Artana, y César Litvin que se concentra en una reforma tributaria como hizo el intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel. “De los 170 impuestos que hay solo 11 explican el 90% de la recaudación. Vamos a sacar todos esos impuestos porque esa es la manera”, aseguró Bullrich.

También propuso eliminar los planes sociales: “Me dicen que es imposible sacar los planes en seis meses. Yo digo más imposible es no sacarlos porque se van a quedar para siempre . Si no lo hacemos con convicción, nos comen el cambio. Los pacman que existen para comer el cambio están instalados en todos lados”. Anticipó, además, la creación de una carta orgánica que le prohíba emitir al Banco Central.

En referencia a la toma de tierras en la Patagonia, Bullrich afirmó: “Un país sin ley es un país donde no se puede trabajar. El sur argentino no lo vamos a dejar desprotegido. Todo tiene que estar dentro de la ley”. Además prometió “el fin de los privilegios”, especialmente para ingresar al Estado. Anticipó que quienes quieran trabajar en la administración pública deberán rendir un “examen absolutamente ciego”. “En cualquier cargo ejecutivo, que van a ser bastante menos de los que tenemos ahora, necesita tener en cuenta cuales son los cambios que tenemos que hacer y el que no se anima se va”, aseguró.

Quiero que confíes en que vamos a hacer lo mejor para la Argentina y que acá hay un equipo de gente que va a estar siempre a tu lado”, dijo al concluir su discurso Bullrich, dirigiéndose a Macri que fue el encargado de cerrar el acto.

Mauricio Macri se sentó al lado de Patricia Bullrich y fue el encargado de cerrar el acto
Pro


Mauricio Macri se sentó al lado de Patricia Bullrich y fue el encargado de cerrar el acto (Pro/)

“Esta experiencia demanda que sepamos competir constructivamente. Tenemos que poder llevar a cabo este sistema de competencia para que el día después no hayamos cruzado rayas que no nos permitan trabajar a todos juntos. Es muy difícil, somos seres humanos. Creemos en todo ese tipo de teorías conspirativas, yo siempre estuve en contra de todas esas pelotudeces”, dijo sobre la interna de Juntos por el Cambio y agregó: “Si decimos que vamos a hacer un cambio y nos matamos entre nosotros, ¿Quién nos va a creer? La gente no es pelotuda”.

Al igual que en sus últimas apariciones, tanto públicas como privadas, el expresidente enfatizó que deben recuperar el valor de la palabra cambio. “Tenemos que acordarnos como éramos cuando arrancamos. Volver a mirarnos, reconocernos, entender, ir a la esencia original, y corregir cosas que se nos fueron contagiando. Somos el cambio o no somos nada. Esta vez con toda la experiencia que hemos adquirido, lo tenemos que capitalizar, respetando nuestros valores”, afirmó ante un auditorio de más de 300 personas colmado de la tropa bullrichista pero que también incluyó a la macrista.

Sin dar señales claras sobre su futuro y cómodo tras haber recuperado un rol protagónico dentro de la coalición, después de haber participado en la reunión de gabinete con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue el turno de mostrarse con Bullrich. Lo cierto es que esta vez, aunque algunos dirigentes trataban de esconderse el sticker de la “Bullrichmanía” en la solapa de sus sacos , el expresidente estuvo acompañado por su tropa. Según remarcaron cerca de la exministra “todos sabían a que fueron invitados”. Algunos interlocutores del fundador de Pro creen que aunque todavía no dio su bendición a ninguno de los dos candidatos, Macri se siente más cómodo con las ideas que expresa Bullrich .

Una de las presencias que llamó la atención fue el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, que hace pocos días se había mostrado con Rodríguez Larreta. Bullrichistas y macristas se adjudicaban haberlo invitado. Otra fue la del analista Sergio Berensztein, quien presentó encuestas. También fueron oradores el consultor Alberto Föhrig; los diputados nacionales Gerardo Milman y Federico Angelini; el exsenador Federico Pinedo; Sol Salinas, concejal de la ciudad de Mendoza, Tomás Santostéfano e Iván Velasco, del equipo de comunicación de Bullrich, Ariana Mielinger, integrante de la ONG Estudiantes y el filósofo Santiago Kovadloff.

Los laderos de Bullrich celebraban la postal conseguida tras el encuentro. “Nos pedían equipo, mira todos los que somos”, dijo uno de ellos, consciente de que el punto débil de la titular de Pro, según coincidían varios en Juntos por el Cambio, era su falta de estructura. El video de cierre enumeraba todos los activos con los que cuenta el proyecto presidencial de Bullrich : “representación política y social en 24 provincias argentinas, base de datos con 97.000 fiscales, organización con votantes en el exterior, 160 miembros de equipos de gobierno, 22 legisladores nacionales, senadores y diputados provinciales en 15 provincias, más de 200 concejales e intendentes en 22 provincias, grupos ciudadanos, 3.200.000 seguidores en redes sociales y el apoyo de millones de argentinos”.

“Patricia presidente, Patricia presidente” , cantaban antes de su discurso. Sin embargo, no fue la única que tuvo esa recibida. “Mauricio presidente, Mauricio presidente”, corearon antes de que el expresidente tome el micrófono.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.